El delegado del Gobierno central en Andalucía, Antonio Sanz, ha explicado que, según lo que se desprende de la investigación puesta en marcha, "todo apunta" a que lo sucedido en la torre del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE) de Conil de la Frontera (Cádiz) ha sido "un sabotaje desarrollado por mafias del narcotráfico, o bien por personas vinculadas al narcotráfico que reciben a cambio de ese sabotaje recursos económicos".

En todo caso, a preguntas de los periodistas en una rueda de prensa en Sevilla, Sanz ha indicado que "se están desarrollando las investigaciones" al respecto de este incidente, que, según ha explicado, "ni es nuevo" porque no es la primera vez que se produce, "ni seguramente será la última" vez que ocurra.

En esa línea, el delegado ha resaltado que el SIVE cumple una función "fundamental en una doble vertiente", tanto para "salvar vidas humanas" como para "la lucha contra cualquier tipo de delincuencia", especialmente relativa al contrabando y "principalmente al narcotráfico en lo que se refiere a esa zona".

"Este tipo de hechos demuestran que el SIVE tiene una gran importancia y desarrolla una importantísima labor para protegernos y salvar vidas", ha manifestado Sanz, quien ha confirmado que desde la investigación entienden, por lo que conocen hasta ahora, que "se ha tratado de un sabotaje" lo sucedido, y "todo apuntaría a que pudiéramos estar ante un intento de ámbitos cercanos al narcotráfico los que hayan permitido desarrollar este sabotaje", por la "muy importante" función contra ello que desarrolla ese sistema.

Sanz también ha incidido en que lo sucedido "tiene un coste económico importante", y desde el Gobierno se va a intentar "reponer lo antes posible", al hilo de lo cual ha resaltado que desde la Administración central se está realizando "una inversión importante en toda la costa para tener a pleno funcionamiento todo el SIVE", al tiempo que se trabaja en "buscar los mecanismos de protección, que existen, y de seguridad, que intenten evitar esos sabotajes".

El delegado ha querido subrayar que "los malos no han ganado la batalla", porque hay "mecanismos alternativos" que se han puesto en marcha ya, mecanismos "móviles" de vigilancia de la zona que se han puesto "a disposición de la zona" y que desarrollan "las mismas funciones" del SIVE.

Tras recordar que el SIVE referido de Conil se encuentra en la zona del faro, que es "muy sensible" e "importante" en lo que supone de llegada de inmigración, ha concluido remarcando que "a pesar del coste económico" que exista "es muy importante que sigamos invirtiendo, como va a hacer y está haciendo" el Gobierno, para "seguir salvando vidas a través del SIVE y deteniendo a la delincuencia organizada y especialmente vinculada al narcotráfico".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.