El director de El Jueves, Albert Monteys, se ha mostrado, en conversación telefónica con 20minutos.es, francamente sorprendido por la decisión del juez Del Olmo de secuestrar el último número de la revista, que "acababa de ser comunicada a la redacción".

Monteys transmitió que el sentimiento de la redacción es que la acción de la Fiscalía se ha desencadenado al aparecer la polémica viñeta en "Aquí hay tomate", lo que ha hecho que lo vea mucha más gente que "los lectores habituales de la revista, que están acostumbrados a este tipo de cosas".

El director de El Jueves se muestra convencido de que este tema no les va a perjudicar, muy al contrario lo que se logrará será aumentar el impacto de la viñeta: "Si lo que se pretende con esto es que la gente no vea este chiste lo que va a lograr ahora es que aparezca en todas las televisiones y los medios".

En cualquier caso, Monteys no ha dejado de mostrarse muy crítico con la decisión judicial: "Es un ataque en toda la regla contra la libertad de expresión, hace unos 28 años que no nos pasaba algo así y entonces estábamos en un país muy distinto".

El director de la publicación satírica admitió que la caricatura "es muy bestia, como toda la revista" pero aseguró que "hay que entender el mensaje que hay detrás y, sobre todo, que se trata de un chiste".

Por último, Albert Monteys aseguró que todavía no sabían qué iban a hacer con la caricatura que en estos momentos se mantiene colgada en su página web : "No sabemos todavía cuales son los términos exactos de la resolución judicial y la experiencia que tenemos de estas cosas se remonta a cuando todavía no había web ni nada parecido".