El exalcalde de Oviedo y actual concejal del PP, Agustín Iglesias Caunedo, tendrá que declarar como imputado el próximo 13 de enero a las 11.00 horas. La juez entiende que existen "indicios de un delito continuado de cohecho, así como de un delito de prevaricación" en una serie de viajes que podría haber costeado una empresa que investiga la operación Pokemon, contra la corrupción política.

Se trata de viajes efectuados a Florida (EEUU), Croacia, Nueva York (EEUU) y Madrid. La juez ha tenido en cuenta los informes emitidos por el servicio de Vigilancia Aduanera y ha concedido un plazo a Caunedo para justificar los viajes. Ahora ha tomado la decisión de llamarle a declarar mediante una diligencia que tiene fecha de 19 de noviembre.

Fuentes del entorno de Caunedo consultadas por Europa Press este viernes, han señalado que el exalcalde no tiene constancia oficial de la mencionada providencia y que se ha enterado por la prensa.

A partir de que han trascendido los mencionados viajes, Caunedo ha venido insistiendo, a través de comunicados y de una rueda de prensa que ha celebrado recientemente, que él sí realizó viajes con el exdirigente del PP de Asturias, Joaquín Fernández, imputado en la trama Aquagest', y con otros amigos, pero ha asegurado que se los pagó, y ha negado cualquier relación o vinculación con la empresa Aquagest.

En los apuntes contables incautados en el ordenador de una de las personas que fueron al viaje aparecían apartados como 'putiferios' y 'putas y varios'.

Ante la petición de explicaciones por parte de los diferentes grupos políticos, Caunedo ofreció el 3 de noviembre una rueda de prensa, arropado por su grupo municipal, en la que defendió su inocencia y dejó claro que él no conocía nada de esos apuntes y que no había participado en nada así.

En la comparecencia, en la que admitió preguntas, se mostró ofendido y dijo sentirse víctima de una caza hacia su persona. El exalcalde de Oviedo dijo que no tenía nada de qué avergonzarse y mostró unos extractos de la tarjeta de crédito de febrero y marzo de 2009.

Consideró además que las filtraciones de documentos del sumario del 'caso Pokemon' cuando queda poco tiempo para las elecciones no es algo inocente y obedece a una estrategia para desacreditarle a él y al PP. Negó trato de favor para la empresa en la que trabajaba Joaquín Fernández.

Petición de dimisión

Tras conocer la diligencia que ha trascendido este viernes, el sindicato Manos Limpias ha emitido una nota de prensa en la que se felicita por la decisión de la juez. "Hemos sido nosotros los únicos que tras Vigilancia Aduanera solicitamos la imputación del exalcalde de Oviedo", han señalado.

Para el presidente de Manos Limpias en Asturais, la declaración como imputado es fruto de la falta de explicaciones de Caunedo sobre los viajes y de las pruebas que existen, que "demuestran su presunta vinculación total con la trama conocida como Aquagest".

Desde Manos Limpias han vuelto a solicitar a Caunedo que renuncie a su acta de concejal y que dimita de todos los cargos en el PP. "Entendemos que por ética y por decencia política, este señor no puede estar al frente ni de un cargo político ni mucho menos de un cargo público", han señalado.

Por último, han advertido que si no deja esos cargos, la cúpula del PP de Asturias podría estar incurriendo en "amparar extrañas conductas, ya que la ciudadanía no tiene por qué soportar a un imputado entre sus cargos electos".

Consulta aquí más noticias de Asturias.