La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha destacado las 3.500 hectáreas de olivar que entrarán en regadío con la puesta en servicio de la presa de Siles que este lunes ha sido inaugurada tras una inversión de 53 millones de euros.

Se trata, según ha dicho la ministra, de una presa "muy esperada" que abastecerá a siete municipios (Benatae, La Puerta de Segura, Segura de la Sierra, Puente de Génave, Orcera, Siles, y Torres de Albanchez) con una población de 13.000 habitantes. Además, ha dicho García Tejerina, la presa "contribuye a dar seguridad" ya que regula el cauce del río Guadalimar.

Por lo tanto, según ha dicho la ministra, la presa "atiende a la población de tras maneras diferentes", ya que suministra agua a la población, incrementa la seguridad y convierte en regadío a 3.500 hectáreas de olivar con lo que ello supone para la economía de la comarca y de la provincia en general.

"La presa supone más estabilidad de producción y más riqueza para una provincia que ya es líder mundial en el olivar y que puede seguir escalando peldaños al haber agricultores que podrán transformar su olivar en regadío, y esto es riqueza", ha dicho García Tejerina. En esta línea, la ministra ha hecho también referencia a los más de 12.000 millones de euros que Andalucía recibirá entre 2014-2020 en concepto de ayudas procedentes de la Política Agraria Comunitaria.

Las 3.500 hectáreas de olivar suponer destinar 6,12 hectómetros cúbidos para regadío y que, según García Tejerina, "están contemplados por primera vez en el Plan Hidrológico de la Cuenca de la Guadalquivir" que quedará aprobado definitivamente por Real Decreto a final de este año.

Una vez aprobado, habrá que abordar la construcción de las conducciones que permitan llevar el regadío a estas 3.500 hectáreas de olivar en unos trámites en los que la ministra se ha mostrado confiada en que habrá "colaboración" entre la Administración General del estado y la Junta de Andalucía.

La presa de Siles tiene una capacidad de 30,5 hectómetros cúbicos. Actualmente se encuentra al 20 por ciento de su capacidad y habrá que esperar entre 8 y 10 meses para verla a pleno funcionamiento.

La primera piedra de la presa de Siles se colocó en 2008, desde entonces se ha venido trabajando para poner en servicio esta infraestructura hidráulica que había sido una de las más demandadas por la comarca.

Consulta aquí más noticias de Jaén.