CORR.- Analistas estima un crecimiento de la economía andaluza del 2,8% en 2016

((Rogamos sustituyan la noticia emitida con el mismo titular por la siguiente por error en la cifra de descenso del número de parados. La noticia queda como sigue)) AMPL.- Analistas estima un crecimiento de la economía andaluza del 2,8% en 2016 Prevé que el número de parados disminuya un 6,2% el próximo año, situándose la tasa de desempleo en el 30,7%
Analistas Económicos de Andalucía
Analistas Económicos de Andalucía
EUROPA PRESS/UNICAJA

((Rogamos sustituyan la noticia emitida con el mismo titular por la siguiente por error en la cifra de descenso del número de parados. La noticia queda como sigue))

AMPL.- Analistas estima un crecimiento de la economía andaluza del 2,8% en 2016

Prevé que el número de parados disminuya un 6,2% el próximo año, situándose la tasa de desempleo en el 30,7%

Analistas Económicos de Andalucía, sociedad de estudios perteneciente al Grupo Unicaja, mantiene en el 3,1 por ciento la previsión de crecimiento de la economía andaluza para este 2015, y ha estimado un incremento del PIB andaluz del 2,8 por ciento en 2016.

Además, prevé que el número de desempleados disminuya un 6,2 por ciento el próximo año, situándose la tasa de paro en el 30,7 por ciento, en torno a dos puntos inferior a la de 2015.

Éstos son algunos de los datos que se desprenden del informe 'Previsiones Económicas de Andalucía', correspondiente al otoño de 2015, presentado este jueves en Málaga por el consejero delegado de Analistas Económicos de Andalucía, Francisco García Navas, y la coordinadora de dicho estudio, Felisa Becerra.

Para 2016, han señalado que se prevé que todos los sectores registren crecimientos anuales, siendo el de mayor magnitud el de la construcción (4,2 por ciento). Para el de servicios, el de mayor peso relativo en la Comunidad, el crecimiento se fija en el 2,8 por ciento.

En lo relativo a la demanda interna, el consumo privado y la inversión experimentarían un 3,1 y un cuatro por ciento, respectivamente, en tanto que el gasto en consumo de las administraciones públicas lo haría en un 0,5 por ciento.

En relación con la previsión del PIB para 2016, Becerra ha apuntado que han estimado una moderación, con un descenso de varias décimas con respecto a 2015, debido a que los factores que habían incidido en su mejora, como la caída de los precios del petróleo o la depreciación del euro, "van a dejar de tener esa incidencia tan significativa", aunque ha asegurado que esto "no interrumpe el perfil de crecimiento".

Por otro lado, se espera que en 2015 el gasto en consumo de los hogares experimente un crecimiento del 3,4 por ciento, mientras que el de las administraciones públicas registraría una subida del 0,9. Por su parte, la inversión se vería incrementada en un 4,5 por ciento, 3,5 puntos porcentuales superior a la del ejercicio anterior.

Desde el punto de vista de la oferta, todos los sectores experimentarían crecimientos de la producción, excepto el agrario, superiores al tres por ciento. El mayor aumento correspondería a la construcción (4,8 por ciento), que registraría el primer avance desde 2007.

Con respecto a este sector, la responsable del informe ha precisado que "se ha frenado su deterioro" y "ahora empieza a recuperarse". "El sector de la construcción en Andalucía en su momento de expansión superó los 500.000 ocupados y ahora estamos hablando de 150.000, llegando a caer hasta los 130.000. Es una caída muy brusca y un ajuste importante", ha añadido, indicando que "aún falta" para alcanzar los niveles previos a la crisis económica.

Por provincias, para el conjunto de 2015 las previsiones de Analistas apuntan a un crecimiento de la producción superior al del año anterior en los ocho territorios andaluces, sobresaliendo por encima de la media el de Málaga (3,3 por ciento), Sevilla (3,3 por ciento) y Granada (3,2 por ciento). "El informe refleja un contexto en el que las incertidumbres no se disipan, pero la actividad y el empleo prosiguen su perfil de mejora", ha reconocido Becerra.

Mercado de trabajo

En cuanto al mercado de trabajo, las previsiones de Analistas apuntan a un crecimiento del empleo del 3,6 por ciento en el promedio de 2015, debido al aumento de la ocupación en las actividades no agrarias. La cifra de desempleados descendería un 5,4 por ciento, quedando la tasa de paro en el 32,7 por ciento de promedio en el año.

En cuanto a 2016, el crecimiento previsto del empleo podría moderarse hasta el 3,2 por ciento, estimándose un aumento de la ocupación en todos los sectores, de mayor magnitud, en términos relativos, en la construcción y los servicios, con tasas superiores al tres por ciento.

El número de parados disminuiría un 6,2 por ciento, situándose la tasa de paro en el 30,7 por ciento en el promedio del año, en torno a dos puntos porcentuales inferior a la de 2015. A pesar de la tónica de recuperación, García Navas ha incidido en la necesidad de tomar "medidas para combatir el desempleo".

Segundo trimestre

Según los datos relativos al segundo trimestre de 2015, la economía andaluza prolongó la trayectoria de crecimiento, registrando un aumento intertrimestral de la producción del uno por ciento. En términos interanuales, el crecimiento del PIB se ha situado en el 3,2 por ciento, 0,6 puntos porcentuales superior a los tres meses anteriores.

Desde la óptica de la demanda se confirma la fortaleza del componente interno, con una aportación de 3,6 puntos porcentuales al crecimiento del PIB —0,5 más que en el trimestre anterior—.

Esta mayor contribución se sustenta tanto en el crecimiento del consumo de los hogares (3,7 por ciento) como de las administraciones públicas (1,9), así como el aumento de la formación bruta de capital, que ha registrado una tasa de variación interanual del 4,2 por ciento.

Por el contrario, la demanda exterior ha contribuido negativamente, detrayendo 0,4 puntos porcentuales al avance de la producción regional, debido al mayor crecimiento de las importaciones (1,2 por ciento) que de exportaciones (0,5 por ciento).

Desde el punto de vista de la oferta, todos los sectores no agrarios han registrado crecimientos interanuales, de mayor magnitud relativa en la construcción (5,8 por ciento) y en la industria (4,7), mientras que el incremento en el sector servicios se sitúa en el 3,2 por ciento.

En lo que se refiere al mercado de trabajo, el número de ocupados se ha incrementado en términos interanuales en un 6,8 por ciento. Por su parte, la cifra de parados ha disminuido en un 10 por ciento, situándose la tasa de paro en el 31 por ciento, 3,8 puntos porcentuales inferior a la del mismo trimestre de 2014.

Por provincias, han estimado que las ocho han experimentado una subida interanual de la actividad superior al dos por ciento. Los mayores aumentos, por encima de la media regional (3,2 por ciento), se han producido en Málaga (3,5), Sevilla (3,4) y Granada (3,3).

Elecciones generales

Al ser cuestionada sobre la influencia que pueden tener en la economía las próximas elecciones generales, que tendrán lugar el 20 de diciembre, Becerra ha considerado "difícil" aventurar las consecuencias.

A pesar de que "ante procesos electorales el gasto público aumenta un poco", ha indicado que "estimamos ese ligero crecimiento porque prevemos que no haya demasiados altibajos". "Estamos en un proceso de consolidación fiscal, pero es difícil ver cómo evolucionará, si se alargará más o menos", ha comentado.

Por último, ha añadido que "esperamos que se observe ese crecimiento moderado", aunque ha precisado que "habrá que ir viendo si puede ir variando".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento