El presupuesto andaluz para 2016 ascenderá a un total de 31.285 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 5,6 por ciento respecto a las cuentas de este ejercicio, mientras que destaca el crecimiento del 9,5 por ciento en la partida para inversión pública, que alcanzará los 3.523 millones de euros.

Así lo ha anunciado este miércoles la consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior a la reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno en la que se ha aprobado el proyecto de Ley de Presupuestos andaluces para 2016, que será remitido al Parlamento.

El texto ha sido aprobado el día después de que PSOE-A y Ciudadanos firmaran un acuerdo para la incorporación en las cuentas del próximo año de medidas planteadas por la formación naranja para facilitar la tramitación del presupuesto.

Montero ha apuntado que este presupuesto "sólido" significa una "garantía para la estabilidad política" y generar confianza para el sector de la inversión y un conjunto de oportunidades para el bienestar de los ciudadanos en términos de empleo y de servicios públicos. "Estamos en un nuevo tiempo político, donde queremos crecer a mayor velocidad, con más justicia y donde los presupuestos significan cumplir compromisos sobre empleo, recuperar derechos y mantener servicios", ha añadido.

Entre los datos que ha facilitado, ha destacado que el gasto no financiero del presupuesto, el referido a políticas y trabajo de las consejerías, ascenderá en 2016 a 28.661 millones de euros, lo que representa una subida del 3,6 por ciento.

Ha añadido que para combatir el desempleo de forma directa se destinan 2.037 millones de euros, mientras que el gasto social representa el 83,5 por ciento del conjunto de las cuentas públicas. De esos 2.037 millones de euros, 1.141 millones corresponden a la política de fomento del empleo, que crece un 25,5 por ciento.

Asimismo, Montero ha expuesto que la partida de la Consejería de Salud sube un 4,8 por ciento; la de Educación, un 4,1, y la de Igualdad y Políticas Sociales, un 4,5 por ciento. Ha aludido al refuerzo de las plantillas de docentes y de personal sanitario.

Según la consejera, el crecimiento del presupuesto del próximo año es fruto del avance de la economía, de la eficiencia en la gestión y de una mayor recaudación por la lucha contra el fraude fiscal, entre otros.

La consejera ha hecho referencia a las medidas en materia fiscal que se contemplan, como la rebaja en dos puntos del tramo autonómico del IRPF para rentas de hasta 60.000 euros, que supondrá un ahorro de 120 millones, y la devolución del tramo autonómico del impuesto de hidrocarburos, que supondrá en torno a ocho millones de euros.

Asimismo, las cuentas incrementan en un 32 por ciento los recursos destinados a políticas de desarrollo económico, hasta 505 millones de euros. Dentro de esta partida, el gasto destinado a inversión casi se multiplica por tres, ya que pasa de 127 millones en 2015 a 324 millones.

Las iniciativas de respaldo a los trabajadores autónomos tendrán 125 millones de euros, la inversión en I+D+i crece un 8,3 por ciento. Asimismo, las universidades recibirán 1.454 millones, cantidad equivalente al uno por ciento del PIB andaluz y el Programa de Digitalización de la Economía dispondrá de 16,6 millones de euros.

El Programa de Energía alcanza los 240 millones de euros; el de Vivienda, Rehabilitación y Suelo crece un 60 por ciento y contará con 241 millones, de los que 131 corresponden a inversiones directas para rehabilitación y mejoras energéticas. Los recursos para políticas de sostenibilidad medioambiental crecen un 2,2 por ciento.

Ha resaltado los aumentos previstos en las políticas de turismo y deporte, agricultura o cultura, mientras que las políticas sociales mantienen su peso y representan el 83,5 por ciento del presupuesto. La Consejería de Educación aumenta su presupuesto un 4,1 por ciento hasta 7.075 millones de euros, destacando los recursos destinados al aumento de la plantilla docente en 360 plazas y al Plan de Apoyo a la Familia, que sumará 225 millones, lo que permitirá, entre otras cosas, la ampliación de la oferta en Infantil en 3.000 plazas.

Las políticas sanitarias tendrán un presupuesto de 8.807 millones, lo que supone un 4,8 por ciento más. El próximo ejercicio contará con 290 millones más para asistencia sanitaria y un aumento superior a 100 millones en inversiones. El número de profesionales aumentará en 218.

Los programas de inclusión social y bienestar aumentan un 7,4 por ciento y 18,9 por ciento, respectivamente. Ambos crecen más que el presupuesto general y tendrán una dotación conjunta de 222,5 millones.

Montero ha precisado que Andalucía seguirá financiando la dependencia en un 72 por ciento. Esos recursos supondrán 1.136 millones frente a una aportación estatal "que se ha ido reduciendo hasta el 28 por ciento".

En el sector público instrumental la financiación aumenta para los entes de carácter social, un 4,6 por ciento más, frente al descenso del 6,1 por ciento en el resto. De media, la subida es del tres por ciento.

INVERSIONES

El esfuerzo inversor del presupuesto de 2016 se traduce en una subida del 9,5 por ciento en el gasto de capital, 306,6 millones de euros más que en 2015. La inversión total alcanzará el próximo año los 3.522,8 millones y supondrá el 11,3 por ciento del total del presupuesto.

La inversión directa, que ejecuta directamente la Junta, sube un 6,1 por ciento hasta 1.189,5 millones. Por su parte, las transferencias de capital se incrementan un 11,4 por ciento y alcanzan 2.333,3 millones.

Sólo se podrán usar 875 MILLONES

En materia de ingresos, tras recordar que Andalucía "es una de las comunidades peor tratadas", ha apuntado que de los 1.700 millones que anunció el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para Andalucía "sólo podremos usar 875 millones, pues estamos obligados a asumir los 265 millones de la liquidación de 2013, pues el Gobierno no ha arbitrado finalmente ningún mecanismo. Además, se detraen 570 millones para el cumplimiento del objetivo de déficit. De esta forma, el total de recursos para gastos no financieros asciende a 1.008 millones.

Ha explicado que el mayor dinamismo económico se refleja en los ingresos por operaciones corrientes, que crecen un 6,5 por ciento hasta 26.375,9 millones por la mejora prevista en la recaudación tributaria, ya que los impuestos directos aumentan un 4,9 por ciento, los indirectos un 6,2 por ciento y las tasas y precios públicos (12,1 por ciento).

Los ingresos por operaciones de capital bajan un 2,3 por ciento, hasta 1.603,5 millones, debido a la reducción de las ayudas UE. Los ingresos por operaciones financieras aumentan un 2,8 por ciento, hasta 3.306 millones, por la mayor amortización de deuda.

Respecto a las fuentes de financiación, la subida más significativa se concentra en las liquidaciones de ejercicios anteriores, con 959 millones de 2014. Destaca también el aumento del 3,1 por ciento de las entregas a cuenta del sistema de financiación, hasta 16.385,3 millones. Los fondos europeos supondrán 1.549 millones, un 17,3 por ciento menos.

Empleados públicos

En cuanto al estado de gastos, las operaciones no financieras experimentan un crecimiento del 3,6 por ciento, hasta 28.661,5 millones. En el gasto corriente, que aumenta un 2,9 por ciento y supone 25.138,7 millones, destaca especialmente el incremento del 4,7 por ciento del Capítulo I para dar cobertura al compromiso de recuperación progresiva de los derechos de los empleados públicos. La subida salarial prevista, del uno por ciento, beneficiará a más de 270.000 trabajadores.

Asimismo, se dará cumplimiento al acuerdo para recuperar el 25 por ciento de la paga extra de 2012, que será abonada en febrero de 2016, y la recuperación de toda la jornada para el personal no fijo.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.