Los sindicatos CCOO y UGT han lamentado este miércoles que el día 2 de octubre falleciera durante el trabajo otro bombero forestal a causa de un infarto, perteneciente al retén Adamuz 1, en la provincia cordobesa, ante lo cual han pedido a las administraciones públicas, y en especial a la Inspección de Trabajo, que "den ejemplo" en lo que a prevención de riesgos se refiere.

Se trata de la segunda muerte de un agente forestal en los últimos dos meses "por la misma causa", y a estos dos fallecidos, según han apuntado, hay que añadir el caso de un tercer trabajador que también ha sufrido un infarto esta misma semana y que, afortunadamente, se recupera en el hospital.

En una rueda de prensa, el secretario de Salud Laboral de CCOO de Córdoba, Carlos Núñez, ha señalado que este colectivo es de "alto riesgo" y debería tener "un examen muy exhaustivo en el tema de salud", porque trabaja en unas condiciones "bastante extremas, muy exigentes físicamente y con mucho estrés y, encima, al haber poco personal, los descansos son más cortos y esto dificulta la recuperación física".

Para Núñez, se ha llegado a un punto en el que "la muerte de un trabajador, un accidente grave, se tiene por algo normal", algo que, a su juicio, "no debería ser así, porque se puede prevenir y más en un sector como este de los bomberos forestales a los que habría que marcarles un coeficiente reductor", en opinión del responsable de CCOO, quien ha remarcado que es "un colectivo que no puede estar con 55-60 años haciendo ese tipo de trabajo".

Mientras, su homólogo en UGT, Jaime Sarmiento, ha advertido de que estos accidentes tienen una causa común que "no es otra que la reforma laboral", que "provoca que muchas personas trabajen en malas condiciones y renuncien a sus derechos por miedo a perder su puesto de trabajo".

Al respecto, el sindicalista ha subrayado que "las administraciones públicas y la autoridad laboral tienen una importancia fundamental en la prevención de riesgos laborales".

Aumento del 26%

En accidentes graves

Asimismo, el responsable de CCOO ha apuntado que "falla la formación y la información en las empresas" y sobre esta cuestión ha recordado que "es primordial para el tema de la prevención, pero para eso hay que invertir", cuestión "difícil si se tiene en cuenta que, por ejemplo, la Junta de Andalucía ha reducido un 85% su presupuesto para formación en prevención de riesgos laborales", ha criticado.

Por ello, los sindicatos hacen un llamamiento a la Inspección de Trabajo, para que sea "más contundente" en la exigencia de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. Pero además, insisten en que las administraciones tienen que "dar ejemplo".

A fecha de julio, la siniestralidad estaba un 3% por encima de las cifras de 2014 para la misma fecha, con 4.469 accidentes contabilizados. Así, les preocupa "especialmente" el aumento de los accidentes graves, que se ha incrementado en un 26% entre enero y julio respecto al mismo periodo del año pasado.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.