El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha intentado evidenciar el giro social de la acción de su gobierno en el que será su último Debate sobre el Estado de la Autonomía en esta legislatura, con la lucha por la dinamización demográfica como uno de los pilares y ha anunciado ayudas directas de 100 euros al mes para cada niño que nazca en Galicia a partir del 1 de enero de 2016, año en el que se celebrarán las elecciones autonómicas.

La acción social, para la que creó una consellería específica en su última remodelación de Gobierno y a cuyo frente el ferrolano José Manuel Rey Varela, ha focalizado una intervención en la que Feijóo garantizó que su Gobierno trabajará para lograr que Galicia sea "el lugar con mayores atenciones públicas sanitarias y sociales a la infancia".

En su retahíla de medidas, que incluyó la ampliación del bono guardería y la creación del bono de cuidador en el rural —para apoyar a las familias que no tengan plaza en una escuela infantil de la Xunta o donde no la haya—, el presidente incluyó la creación de un 'cheque bebé' para afrontar gastos básicos como alimentación, pañales o mudas.

De esta nueva ayuda directa sólo desveló la cuantía —100 euros al mes por cada niño que nazca a partir del 1 de enero—, que se fijará en función de la renta per cápita familiar y que podrá llegar "a más de ocho de cada diez familias" de la comunidad. Los baremos de la renta y durante cuanto tiempo las familias podrán disfrutar de esta ayuda son incógnitas pendientes de conocer.

Feijóo ha rememorado que en su primera intervención como presidente en un debate de política general dedicó "buena parte del tiempo" a abordar la crisis demográfia, mientras la oposición intentó "ridiculizarlo cayendo en tópicos absurdos". Hoy, defendió, éste es ya "un problema estructural" que "preocupa a todos" y frente al que actuará su Ejecutivo.

"Somos conscientes de que ninguna mujer ni hombre tendrán hijos por patriotismo pensando en el futuro del país o porque sus representantes públicos lo tengan entre sus objetivos", reflexionó, antes de garantizar, a quien se decida a dar el paso, que "si hay un Gobierno que les apoyará a ellos y, por encima de cualquier otra cosa a sus hijos", es el que él dirige.

Evitar cortes de luz

Con la vista puesta en la Galicia "del futuro" y tras una etapa —ha reivindicado— en que él y el resto de gestores de la Xunta tuvieron que decir "no" cuando muchas veces querían "decir sí" y en la línea con la "renovación" de su acción política incidiendo en el giro social, Feijóo ha lanzado su primera oferta de pacto a la oposición en el marco de los servicios públicos y con el reto de mejorar la calidad de vida de los "más vulnerables".

Así, aunque alguien pueda pensar que "estrechar lazos entre gobierno y oposición no está de moda", ha interpretado que lo "verdaderamente rompedor" sería salir del hemiciclo con el compromiso unánime de los grupos de "trazar juntos algo de lo que les importa a los ciudadanos". "Y el futuro de los servicios públicos sería, sin duda, un buen principio", defendió.

Aún sin renunciar a la búsqueda de la "eficiencia" tampoco en época de bonanza, Feijóo avanzó que se reforzará el compromiso social con el desarrollo de medidas como el plan de lucha contra la desigualdad económica. De hecho, "en las próximas semanas" está prevista una reunión con representantes de las entidades locales para coordinar las actuaciones.

Al margen de las medidas de apoyo a las familias, ha aludido al convenio para hacer llegar alimentos a los menores que lo precisen en las vacaciones escolares y a las ayudas de 50 euros para material escolar, que se suman a las existentes para libros de texto.

En la lucha contra los desahucios, ha aludido a la ampliación de los programas 'Reconduce' y 'Realoxa', y ha avanzado novedades. Por ejemplo, con efectos a partir del 1 de noviembre, se activará un programa para evitar los cortes de luz por impago a las familias "más vulnerables", asumiendo el coste de dos mensualidades de la tarifa.

Agilizar la risga y nuevas ayudas

Además, como ya había avanzado, la Xunta "seguirá agilizando" la tramitación de la Risga para garantizar a sus beneficiarios que, una vez que el expediente entra en la Xunta, la lista de espera "sea cero". Igualmente, propuso que familias con bajos salarios puedan recibir también bonificaciones del gasto de medicamentos equivalentes a las que ya reconoce la ley para los parados sin prestación o los perceptores de la Risga.

El Gobierno gallego también facilitará mayor autonomía a aquellos que tienen dificultades poniendo a su disposición el material de apoyo a la movilidad que necesiten (andadores, sillas de ruedas y camas articuladas, por ejemplo), a través de un servicio público de préstamo.

También se fija el reto de "seguir mejorando" la atención de los dependientes. "Hoy ya somos la segunda comunidad en servicios para este colectivo y vamos a seguir. El próximo año, incluiremos en el sistema a 10.000 nuevos dependientes", ha comprometido.

Educación y sanidad

En el ámbito educativo, Feijóo ha avanzado la elaboración de un plan que permita cumplir "la doble ambición de que los niños reciban sus clases en gallego, castellano e inglés", y de digitalizar completamente las escuelas.

También ha concretado que se promoverá la progresiva creación de plazas de auxiliares administrativos en los centros, empezando por aquellos que tienen más de 400 alumnos en una primera fase, y atendiendo así a una demanda de hace "más de dos décadas" de los equipos directivos. La universidad gallega, mientras él sea presidente, mantendrá, además, "las tasas más bajas".

Igualmente, ha defendido la construcción del Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo, aunque "todo traslado lleva aparejado una molestia". "No todo se hizo bien en ese proceso", reconoció, para concluir que, en todo caso, puede decir "con todo el orgullo" que su Gobierno fue capaz de hacer una infraestructura que el área viguesa no tuvo "en bonanza".

Al tiempo, ha realizado nuevos anuncios, como que antes de que finalice el año se presentará la Estratexia Sergas 2020, con los principales retos a asumir por este departamento y ha prometido nuevas infraestructuras. Así, antes de que finalice el año, se iniciarán los trámites para aprobar el plan director del hospital público de Ferrol, iniciando en 2016 su reforma integral, que empezará por una de las plantas de hospitalización.

Antes de que finalice 2015 también ya estarán disponibles en el Hospital Lucus Augusti, además, los equipos de radioterapia y medicina nuclear.

Asistentes y saludos

Son numerosos los dirigentes que acudieron al Pazo do Hórreo en el último Debate sobre el Estado de la Autonomía de la IX Legislatura. Entre ellos, el delegado del Gobierno en Galicia, Santiago Villanueva; la presidenta del Consello Económico e Social (CES), Corina Porro; así como los presidentes de las diputaciones de Lugo y A Coruña; varios alcaldes y portavoces locales.

La jornada ha transcurrido entre saludos a los nuevos conselleiros, que ocuparon, junto a sus compañeros, los lugares reservados en la primera fila del hemiciclo, y también entre cargos de la tribuna de invitados, entre los que se encontraba el exdelegado de la Xunta en Ourense Rogelio Martínez.

En la tribuna de invitados estaba también el secretario xeral del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, quien pudo contemplar como las críticas lanzadas desde las bancadas de la oposición, mientras que los populares aplaudieron a su jefe de filas en una treintena de ocasiones durante la hora y 50 minutos que se prolongó su intervención.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.