El PP interrumpió este miércoles el pleno del Congreso de los Diputados para presentar en una de las salas del edificio de la carrera de San Jerómino su balance de legislatura bajo el lema 'De la crisis a la recuperación'.

Jesús Posada, presidente del Congreso, suspendió la sesión a las 12.19 horas, en medio del turno de interpelaciones urgentes y justo tras la intervención del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. En ese momento, los diputados del PP se dirigieron al acto convocado por su partido, que no se celebró en la sede de Génova, sino en una de las estancias de la Cámara Baja, donde, además, se ofreció un aperitivo.

El PSOE lo califica de "acto electoral con barra para tomar canapés y grifo de cerveza"El canal oficial del Congreso en Internet (Congreso TV), pasó de retransmitir la sesión en el hemiciclo a dar en directo la señal del acto del PP, lo que provocó la indignación de la oposición.

El portavoz del PSOE, Antonio Hernando, censuró al partido del Gobierno por usar la institución para un "acto electoral con barra para tomar canapés y grifo de cerveza". El grupo parlamentario de UPyD envió una carta a Jesús Posada recondándole su "obligación" de salvaguardar la autonomía de la Cámara.

"Nada se saldría de lo normal si no fuera por la transformación del acto en un auténtico mitin electoral y un acto propagandístico del Gobierno. Lamento decirle que hoy no ha defendido la separación de poderes y por tanto no ha ejercido como Presidente de todos", concluía la misiva firmada por la portavoz magenta, Rosa Díez.

Carta de UPyD a Jesús Posada

Explicaciones por la corrupción

La vicepresidenta Soraya Saénz de Santamaría, el ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, y el portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando hicieron de maestros de ceremonias del balance, presentado como el de la "recuperación" frente a la crisis económica. "Derogar las reformas es derogar la recuperación", advirtió Sáenz de Santamaría

No en vano, el acto arrancó con un vídeo en el que España es una mujer que llega a las Urgencias de un hospital en 2011 y que, cuatro años después, sale por su propio pie.

Los dirigentes populares elogiaron durante su intervención el espíritu "reformista" del Ejecutivo de Mariano Rajoy, que ha promulgado más de 240 leyes o decretos leyes. Entre las más significativas, la vicepresidenta destacó las relativas a las participaciones preferentes o la destinada a dar cobertura a los desahuciados; iniciativas, que, sin embargo, no han satisfecho las demandas de los colectivos a los que iban dirigidas.

Sáenz de Santamaría valoró que su partido ha tenido que dar "muchas explicaciones" por casos de corrupción, pero subrayó que el Gobierno ha tomado las riendas en la persecución del fraude gracias a los cambios introducidos en el Código Penal y la ley de financiación de partidos.