Un grupo de vecinos de Vinuesa ha entregado este miércoles en la Subdelegación del Gobierno de Soria un total de 555 firmas con las que piden "garantías" para su seguridad y que se ponga freno a la recolección micológica furtiva.

"Los conflictos entre los furtivos de nacionalidad rumana y los locales son constantes desde que arrancó la campaña micológica", ha sostenido Juan Ramón Soria, representante del colectivo vecinal.

Los vecinos del municipio pinariego piden que la Junta de Castilla y León impulse una ley para atajar la recolección furtiva y que la micología sea un negocio "solo para los locales", que son los propietarios de los montes.

Asimismo, este grupo de vecinos estudia la opción de constituirse en una plataforma, al que podrían sumarse otros pueblos de la comarca soriana-burgalesa de Pinares, que impulse una "verdadera" normativa que termine con las "mafias" que existen detrás de los recolectores ilegales.

Juan Ramón Soria, dueño de un comercio de alimentación y de una empresa de transformación micológica en Vinuesa, ha asegurado que en la última semana ha tenido "enfrentamientos" con ciudadanos rumanos porque entran en su tienda, "comen y roban productos" y se han enfrentado de forma "desafiante", según su testimonio, a sus padres de avanzada edad.

"Cuando los campamentos de rumanos son desalojados, a los dos días vuelven al mismo sitio, hacen fuego cuando está prohibido, ensucian las zonas recreativa, recolectan con bolsas de plástico, roban coches y leña, alteran el orden público y esquilman el monte. Estas personas son agresivas y están modificando nuestra manera de vivir", ha subrayado.

Asimismo, ha destacado que estos grupos recaudan "una miseria", ya que se lo reparten a la entrada de los comercios y donde se ve cómo sus jefes sacan "fajos" de 50 euros.

"Se trata de un tráfico de personas para ser explotadas en los montes. Terminar con estas mafias sería parte de la solución", ha asegurado.

El visontino ha advertido que existe "crispación" en el pueblo ya que estos grupos de rumanos "no poseen ética en la convivencia" y ha recordado que esta situación ya ha generado un herido de arma blanca en Quintanar de la Sierra (Burgos).

Soria, que se ha reunido con la subdelegada del Gobierno, María José Heredia, ha arremetido contra la regulación iniciada por la Junta de Castilla y León en la materia, que ha sido llevada a cabo por una "empresa privada" (Fundación Cesefor) que "ni tan siquiera recoge la recaudación de las licencias expedidas" en los bares desde hace tres años.

De esta forma, el visontino ha considerado que Cesefor "se lucra con los decomisos", por lo que "no tiene intención" de terminar con esta situación.

Consulta aquí más noticias de Soria.