El presupuesto andaluz para 2016 ascenderá a un total de 31.285 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 5,6 por ciento respecto a las cuentas del presente ejercicio, mientras que destaca el crecimiento del 9,5 por ciento en la partida para inversión pública, que alcanzará los 3.523 millones de euros.

Así lo ha anunciado este miércoles la consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior a la reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno en la que se ha aprobado el proyecto de Ley de Presupuestos andaluces para 2016, que será remitido al Parlamento.

El texto ha sido aprobado el día después de que PSOE-A y Ciudadanos firmaran un acuerdo para la incorporación en las cuentas del próximo año de una serie de medidas planteadas por la formación naranja para facilitar la tramitación del presupuesto.

Montero ha apuntado que este presupuesto significa una "garantía para la estabilidad política" y generar confianza para el sector de la inversión y un conjunto de oportunidades para el bienestar de los ciudadanos en términos de empleo y de servicios públicos.

Entre los datos que ha facilitado en su exposición inicial, ha destacado que el gasto no financiero del presupuesto, el referido a políticas y trabajo de las consejerías, ascenderá en 2016 a 28.661 millones de euros, lo que representa una subida del 3,6 por ciento en relación con las cuentas del presente año.

Ha añadido que para combatir el desempleo se destinan 2.037 millones de euros, mientras que el gasto social representa el 83,5 por ciento del conjunto de las cuentas públicas. Esto significa, según ha señalado, que gran parte de los recursos públicos se destina a la protección de las personas vulnerables y a ese colchón de bienestar de las rentas medias y trabajadoras, que son las que peor lo han pasado durante la crisis.

Asimismo, Montero ha expuesto que la partida de la Consejería de Salud sube un 4,8 por ciento; la de Educación, un 4,1, y la de Igualdad y Políticas Sociales, un 4,5 por ciento. Ha aludido al refuerzo de las plantillas de docentes y de personal sanitario.

Según la consejera, el crecimiento del presupuesto del próximo año es fruto del avance de la economía, de la eficiencia en la gestión y de una mayor recaudación por, entre otros motivos, la lucha contra el fraude fiscal.

La consejera ha hecho referencia a las medidas en materia fiscal que se contemplan en el presupuesto, como la rebaja en dos puntos del tramo autonómico del IRPF para las rentas de hasta 60.000 euros, y la devolución del tramo autonómico del impuesto de hidrocarburos a los transportistas, lo que supondrá en torno a 8 millones de euros.

(

Seguirá ampliación)

Consulta aquí más noticias de Sevilla.