El consejero de Salud de la Junta de Andalucía, Aquilino Alonso, ha puesto en valor la Ley de Garantías y Sostenibilidad del Sistema Sanitario Público que tramita el Ejecutivo autonómico y que, bajo la premisa de cumplir el requisito de la "dignidad humana", supondrá atención sanitaria a la ciudadanía "en cualquier situación social y económica", fortaleciendo los criterios de universalidad, equidad, solidaridad social e igualdad efectiva en el acceso.

Con motivo de su intervención en el Foro Joly Andalucía, Alonso ha subrayado que no se trata de una ley "económica", sino de una iniciativa con la que se "fortalece" y "amplía" el marco normativo, contribuyendo a la generación de "cohesión social", todo ello "frente a intereses especuladores y privatizadores".

"Hay quien opina que ya contamos con herramientas suficientes en este sentido y que no necesitamos una nueva ley: nosotros creemos que sí", ha asegurado el titular autonómico de Salud, que ha recordado que la Junta tuvo "una postura muy clara" ante el "cambio de rumbo" propiciado por las políticas estatales, abogando "siempre" por la derogación del decreto 16/2012 y por la recuperación de la sanidad universal, la eliminación del copago y una financiación suficiente según el nivel de riqueza de las comunidades.

De esta manera, la administración andaluza busca una norma "finalista" y "con rango de ley" para seguir por una senda de "calidad y eficiencia", un "amplio" contrato social para la protección de la salud en el territorio andaluz desde el "equilibrio" económico y medioambiental y con servicios sostenibles, generando retornos a la sociedad.

"Andalucía hace un esfuerzo por mantener un sistema sanitario público: nuestra sociedad así lo quiere y legitima", ha asegurado Alonso, que ha hecho hincapié en "dejar claras las prioridades", construyendo "una garantía real y efectiva".

Por ello, y bajo el mandato de "blindar la garantía de derechos" y el carácter público y universal de la sanidad, el texto de la norma se encuentra en periodo de alegaciones, que finaliza el próximo día 15, "en un proceso que va más allá del trámite administrativo".

Para el fin de legislatura, EL 6,5%

Del pib andaluz

La ley supondrá "reforzar las garantías" y la financiación necesaria, con el objetivo mínimo del 6,5 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) de Andalucía para el fin de la legislatura. Entre otros aspectos, se continuará impulsando la colaboración para el desarrollo de nuevos fármacos y se establece que los recursos generados revertirán en la autofinanciación. Asimismo, se incluye un Plan Estratégico de Investigación e Innovación en Salud.

La futura ley también incluye medidas de prevención y promoción de la salud, mejora de la gestión clínica, alianzas entre centros asistenciales y coordinación e integración de servicios sociales y sanitarios. La atención a la cronicidad cobra aquí especial relevancia, en cuanto es uno de los principales retos a los que se enfrentan los sistemas sanitarios a nivel mundial y para lo que se determina que sea la atención primaria y sus profesionales los que lideren la asistencia integral que requiere una población cada vez más envejecida y con diferentes problemas de salud.

Asimismo, el texto de la futura Ley contempla medidas de sostenibilidad ambiental, principalmente a través de la actualización de la Estrategia de Gestión Ambiental y Energética, dirigida a evitar factores de riesgo y garantizar que la actividad sanitaria no tenga impacto ambiental.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.