La Guardia Civil ha confirmado este martes lo que era un secreto a voces sobre el que cabían ya pocas dudas.

A petición del juez que instruye el caso, el grupo de homicidios que investiga el crimen de la joven de Algete Eva Blanco, cometido hace 18 años, acudió ayer a recoger los resultados al laboratorio de criminalística de la Benemérita.

"Los resultados son coincidentes", han confirmado a 20minutos fuentes de la Guardia Civil. Es decir, el ADN del detenido y presunto autor del crimen, A. C. G., coincide plenamente con las muestras biológicas que se conservan de ese día y que aparecieron en la ropa interior de Eva.

Los agentes tenían pocas dudas al respecto, tras una prueba anterior con uno de los hermanos del detenido, pero el magistrado ha considerado necesario realizar una al propio arrestado, para descartar posibles errores que enturbiaran el proceso.

Eva Blanco volvía a casa el 20 de abril de 1997 tras pasar la tarde con unas amigas, pero nunca llegó a su domicilio. Su cuerpo fue hallado cosido a puñaladas y con evidentes síntomas de agresión sexual.

Los esfuerzos de la Guardia Civil han llevado a poder detener en Francia, casi dos décadas después, a su presunto asesino.

Consulta aquí más noticias de Madrid.