Colegio José de Echegaray
Obras en el colegio público José de Echegaray, en el Pau de Vallecas. JORGE PARÍS

La Comunidad de Madrid anunció a principios de septiembre que el curso escolar 2015/16 arrancaba en la región con 13 nuevos centros educativos (9 colegios y 4 institutos). Sin embargo, la realidad ha sido diferente. Algunas de estas infraestructuras previstas están incompletas o han sufrido retrasos, según han denunciado distintas asociaciones de padres y madres. Incluso colegios puestos en marcha hace años, aún registran carencias en sus dotaciones. En total, esta situación afecta al menos a más 2.000 alumnos de la región.

Estaba previsto que estrenasen centro este nuevo curso los alumnos del IES Juan Ramón Jimenez (Villaverde), del CEIP José de Echegaray (Pau de Vallecas), del IES José García Nieto (Las Rozas), del CEIP Miguel de Cervantes (Getafe) y del CEIP de Tempranales (San Sebastián de los Reyes). Desafortunadamente, sus instalaciones no están finalizadas o ni siquiera se han puesto en marcha.

"En principio, este nuevo curso íbamos a empezarlo en septiembre ya en las nuevas instalaciones pero se ha retrasado hasta diciembre", señalan desde el AMPA del José Echegaray "Cuando empezamos el curso la primera fase la construcción aún no estaba terminada. Los alumnos hacían el recreo en los pasillos y no estaban listos ni los laboratorios ni la biblioteca. Incluso las labores administrativas se realizaban en otro centro, El Greco. A los padres no nos han dejado entrar a comprobar el estado de las instalaciones, pero vemos a diario que sigue habiendo obreros en el instituto", señalan desde la Plataforma por la construcción del instituto para unos 350 jóvenes en el barrio de Butarque (integrada por las AMPAS y asociaciones del barrio, junto a la FAPA de Villaverde). Algo similar les ha ocurrido a los de momento 120 estudiantes del IES José García Nieto, cuyas instalaciones van con retraso y carecen de biblioteca, gimnasio y laboratorio. Otros 150 jóvenes del centro están desplazados en el instituto de Rozas I. "En la actualidad está siendo ampliado con 6 nuevas aulas y las obras se realizan dentro del calendario previsto para que entren en funcionamiento el próximo mes de enero", explican desde la Consejería de Educación.

Peor suerte han corrido en Getafe (80 alumnos), Vallecas (452) y San Sebastián de los Reyes (225), cuyos centros aún están pendientes de entrega. "Llevamos 3 años en unas instalaciones (Edificio Juan de Herrera en Villa de Vallecas) donde los niños de 3, 4 y 5 años tienen que andar subiendo escaleras y con la permanente promesa de la construcción del nuevo Colegio. En principio, este nuevo curso íbamos a empezarlo en septiembre ya en las nuevas instalaciones pero se ha retrasado hasta diciembre", aseguran desde el AMPA del José de Echegaray. "El Consejo Escolar solicitó en julio tras una reunión con la Dirección de Infraestructuras que cumplieran con su compromiso de instalarnos una cocina tradicional (en lugar de una cocina de línea fría). Era algo a lo que también se habían comprometido pero a lo que luego quisieron dar marcha atrás porque nos decían que retrasaría las obras. Finalmente, decidimos asumir ese retraso hasta diciembre a cambio de esa cocina tradicional. Independientemente del tema cocina, en septiembre las obras no hubieran estado terminadas", añaden.

En el nuevo colegio del barrio sansero de Tempranales, las obras tampoco estuvieron listas para el inicio del curso, como denunció el Consistorio del municipio. "La incorporación de los alumnos al centro está prevista finalmente para este mes, siempre que el Ayuntamiento apruebe las licencias correspondientes. Mientras tanto, los alumnos están escolarizados en el colegio público Antonio Machado", aclaran desde Educación. Más problemas tendrán los alumnos del Miguel de Cervantes del barrio getafense de Los Molinos. Hasta el próximo curso no podrán disfrutar de su nuevo centro —prometido por el anterior equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Getafe (PP)— debido a que ninguna de las constructoras que optaron al contrato quiso afrontar la obra por un millón y medio de euros. Al parecer, la construcción modular del proyecto superaba el presupuesto. Estos alumnos están desplazados en el colegio Gabriel García Márquez. También en Getafe, los 96 alumnos del Centro de Educación Especial Ramón y Cajal han sufrido retrasos en las obras y se encuentran ubicados en el CEE Alfonso X de Leganés.

Con carencias desde 2011

En situación distinta están en el CEIP Diego Muñoz Terrero (Valdemoro) y en el CEIP Antonio Fontán (Montecarmelo). Estos centros se inauguraron en el curso 2011/12 y aún sufren carencias de dotaciones debido a los continuos retrasos en las obras. "Después de cinco años en un estado de precariedad, otro año mas nos encontramos sin gimnasio, pistas deportivas, biblioteca, aula de informática, sala de psicomotricidad...Y la construcción del comedor empezó en el inicio de curso", afirman desde el AMPA de un colegio que acoge a unos 500 alumnos. Educación asegura que este centro "se está ampliando según lo previsto" y que para el curso 2016-2017 "está prevista la construcción de varias aulas de Primaria, gimnasio, pista polideportiva y salas polivalentes".

En Montecarmelo lo que ocurre es que el PP favorece los centros concertados para tener contentos a sus votantes "En Montecarmelo lo que ocurre es que el PP favorece los centros concertados para tener contentos a sus votantes, que en el barrio deben ser el 85% de sus vecinos", sostienen desde la asociación de padres y madres del Antonio Fontán, que denuncian que se han utilizado para albergar a nuevos alumnos espacios no destinados a este fin como la sala de profesores o la bilblioteca, ya que el colegio pasó de línea 3 (tres aulas por nivel) a línea 4 (cuatro por nivel). Los padres, que han llevado el asunto hasta el Defensor del Pueblo, reclaman gimnasio, biblioteca, la sala de música y un patio cubierto para sus 400 alumnos. La Consejería, por su parte, dice que ya ha invertido 2,4 millones de euros en la construcción del centro y que "durante este pasado verano se han realizado las obras de 4 nuevas aulas de infantil". La Comunidad prevé que las nuevas obras de ampliación comiencen en 2016 para su entrada en funcionamiento de cara al curso 2016/17.

Los sindicatos educativos critican la falta de inversión del Gobierno regional en infraestructuras. "La Comunidad de Madrid no realiza la inversión necesaria en infraestructuras dado que su apuesta de los últimos años no ha sido mejorar y hacer crecer la red pública sino ceder terreno público a la iniciativa  privada", opinan desde el área de Educación de UGT . Comisiones Obreras, por otro lado, exige que se ponga en marcha un "plan de choque" con una dotación presupuestaria suficiente para hacer frente a todas las necesidades de los centros educativos de la región. 

Infraestructuras pendientes en la capital

Además de los retrasos en las infraestruccturas, varias zonas de la capital vienen reclamando la construcción de centros educativos públicos. Es el caso de nuevos desarrollos urbanísticos como Valdebebas (9.000 habitantes), Montecarmelo (24.000), Sanchinarro (30.000) o Las Tablas (35.000). Comisiones Obreras sigue reclamando a la Comunidad de Madrid la construcción de otros seis institutos solo en la capital por falta de plazas en los distritos de Arganzuela (151.000), Barajas (46.000), San Blas (153.000), Villa de Vallecas (102.000), Vicálvaro (70.000) y Villaverde (142.000).

Consulta aquí más noticias de Madrid.