El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha justificado este viernes el cambio de cuatro ministros del Ejecutivo en su deseo de completar los compromisos electorales en los ocho meses que restan hasta las elecciones generales y de preparar los cambios y los proyectos de la próxima legislatura.

Zapatero ofreció una rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa para anunciar los cambios en el Gobierno: Elena Salgado como ministra de Administraciones Públicas, Carmen Chacón como titular de Vivienda, Cesar Antonio Molina como responsable de Cultura, y Bernat Soria como ministro de Sanidad.

El jefe del Ejecutivo mostró una singular satisfacción por contar en el Gobierno con Cesar Antonio Molina, que ha sido "un magnífico director del Instituto Cervantes", dijo; y con Bernat Soria, "uno de los mejores investigadores de nuestro país" en el área de la biomedicina, un área que constituye "una fuente de esperanza para los principales retos de la salud", afirmó.

El jueves por la tarde comunicó al Rey la remodelación del Ejecutivo e informó también a los ministros afectados.

Los cambios estaban decididos hace semanas

Tras asegurar que una medida de ese tipo no se planifica en 24 horas, explicó que había decidido los cambios "hace semanas", con la vista puesta en "los temas de futuro más importantes para nuestro país", y que consideró que el momento más oportuno para anunciarla era el fin del debate del Estado de la Nación.

Una medida de ese tipo no se planifica en 24 horas.

Zapatero agradeció el trabajo realizado por los tres ministros que abandonan el gabinete -Jordi Sevilla , Carmen Calvo y María Antonia Trujillo -, aseguró que se siente "profundamente satisfecho" de su gestión porque "han hecho una buena tarea" y anunció que tendrán nuevos cometidos.

No quiso precisar a qué se dedicarán en el futuro, pero al ser preguntado por la posibilidad de que el hasta ahora titular de Administraciones Públicas pueda continuar su carrera en el ámbito de la Comunidad Valenciana, señaló que le parece una "muy buena idea".

Muy satisfecho con los candidatos elegidos

Al exponer los cambios, destacó especialmente los nombramientos del crítico literario Cesar Antonio Molina y de Bernat Soria, director del Centro de Investigación de Biología Molecular y Medicina Regenerativa de Andalucía.

Es un privilegio contar en el Gobierno con el prestigioso investigador Bernat Soria.

El primero, dijo, ha protagonizado una "magnífica gestión" al frente del Instituto Cervantes, el principal organismo del que dispone el país para difundir en el mundo "nuestro patrimonio cultural más rico", las lenguas.

El objetivo ahora es que el mundo aprecie y valore la cultura española y su riqueza en todos los campos, añadió.

En segundo lugar, consideró que es un "privilegio" contar en el Gobierno con el "prestigioso" investigador Bernat Soria, en un momento en el que "los mejores países del mundo se empeñan con afán" en el ámbito de la biomedicina, que constituye "una fuente de esperanza para el futuro de los seres humanos".

"Dos mujeres con improta y nuevos valores"

Respecto a Salgado, que deja a Soria el Ministerio de Sanidad para hacerse cargo de Administraciones Públicas, aseguró que se trata de una de las mejores gestoras públicas que conoce y mostró su deseo de que marque su impronta en la modernización y reforma de la Administración general del Estado, que ha de ponerse "a la altura de los tiempos".

De la nueva ministra de Vivienda en sustitución de Trujillo, Carme Chacón, Zapatero recordó que es miembro de la Ejecutiva Federal del PSOE, vicepresidenta primera del Congreso y "uno de los nuevos valores más importantes que tiene el proyecto socialista".