Muchos nuevos padres deben respirar tranquilos después de que el presidente del Gobierno anunciará el pasado martes en el debate sobre el estado de la nación que daría 2.500 euros por cada pequeño que viniera al mundo, desde el mismísimo instante en el que terminó de pronunciar tal afirmación. Y lo hacen –los pobres progenitores– porque, por ejemplo, con esa ayudita podrían comprar hasta 167 paquetes de pañales –a 14, 95 euros cada uno, que se dice pronto.

Ayer la Xunta anunció un dinero extra a lo que dé el Gobierno por cada hijo que nazca. No se sabe cuánto y tampoco cuándo lo hará, pero lo que es seguro es que aquellos que hayan encargado un churumbel también tendrán perritas para la leche en polvo y las toallitas hidratantes. Necesidades prenatales aparte, de confirmarse, sería una gran noticia para una comunidad autónoma que aún no da ningún tipo de subvención a los padres por tener hijos, aunque en las pasadas elecciones municipales la mayoría de los partidos ya incluyeran este tipo de ayudas en sus programas.

Hasta ahora, sólo los que tenían el coraje suficiente de conformar una familia numerosa podían gozar de algún tipo de ayuda o exención fiscal, aparte del resquicio que deja cada año al contribuyente la declaración de la renta.

Pero la Xunta pretende dar una vuelta de tuerca para solucionar lo que su presidente, Emilio Pérez Touriño, calificó ayer de «talón de Aquiles». Se refería al triste crecimiento demográfico en Galicia, reconociendo que la Administración no había hecho «lo suficiente». Aunque el presidente subrayó que el descenso del paro y el aumento de trabajadores ayudará a mejorar la situación.

Más inf. en la pág. 8

Clases para ser mamá

La Xunta ofrece desde ayer en el municipio de Camariñas un programa de educación maternal en el centro de salud de Ponte do Porto, del que se podrán beneficiar un total de 1.458 mujeres en edad fértil de esa localidad, con edades comprendidas entre los 15 y los 49 años. En las clases, que se impartirán los jueves de 11.00 a 13.30 horas, se les hablará de los cambios que experimentarán en el embarazo y cómo deben cuidarse. También les enseñarán a respirar para estar mucho más relajadas durante el parto y les darán consejos sobre la higiene y la alimentación de sus futuros bebés.