Un cámara palestino ha resultado ayer herido en Gaza por disparos de las tropas israelíes durante una violenta incursión que se ha saldado con la muerte de seis miembros de Hamás.

Las fuerzas israelíes han mantenido un tenso tiroteo en el campo de refugiados de al-Maghazi, algunos militares han afirmado que se han lanzado incluso granadas contra los soldados palestinos.

En ese contexto de fuego cruzado es donde ha sido alcanzado el cámara palestino, gravemente herido y al que han tenido que amputarle las dos piernas.

El destituido primer ministro palestino del movimiento islámico Hamás, Ismail Haniyeh, ha condenado la escalada de violencia militar por parte del Ejército israelí y ha declarado que los soldados palestinos tienen el derecho de replicar al ataque.

Un portavoz de la armada israelí ha dicho a los periodistas que están en riesgo si entran en la zona de combate. Una fuente de la armada ha añadido que Israel no considera realmente periodista a un cámara que trabaja para Hamás.