El detenido por la muerte de la peregrina le cortó las manos para eliminar pruebas

  • No ha ofrecido ninguna información sobre el paradero de los miembros de la mujer.
  • Procedían de la venta de un inmueble familiar, según su versión.
  • Algunas fuentes consultadas han indicado que el dinero se encontraba escondido en la finca
Miguel Muñoz, el autor de la muerte de la peregrina estadounidense Denise, detenido por la Policía.
Miguel Muñoz, el autor de la muerte de la peregrina estadounidense Denise, detenido por la Policía.
ATLAS

Miguel Ángel Muñoz Blas, el detenido como autor de la muerte de la peregrina americana Denise Theim, la peregrina que desapareció el pasado 5 de abril en Astorga (León), le habría cortado las manos y un brazo para dificultar su identificación.

Los investigadores tratan de localizar las manos de la víctima en la finca en la que fue hallada el pasado viernes 11 de septiembre tras la detención del principal sospechoso, que ha confesado el crimen y el martes ingresó en prisión tras participar en la reconstrucción del mismo.

Según han informan fuentes de la investigación, el presunto asesino no ha ofrecido ninguna información sobre el paradero de los miembros que amputó a la mujer. Los investigadores trabajan con la hipótesis de que le cortara las manos para dificultar las pesquisas de los expertos forenses y para eliminar posibles restos biológicos del asesino que podrían haber quedado en las uñas de la víctima durante una hipotética pelea.

La autopsia practicada al cadáver hallado el pasado viernes en León ha revelado que es el de la peregrina estadounidense, que presentaba un fuerte golpe en la cabeza, que podría haberle causado la muerte.

Al tiempo, quedan por cotejar las muestras de ADN enviadas por la familia de la mujer desde Estados Unidos y comprobar si coinciden con los restos biológicos hallados en una sierra en casa del supuesto homicida.

Guardaba 37.000 euros en su casa

Por otra parte, la Policía halló 37.000 euros en uno de los registros practicados en la finca a las afueras de la localidad de Castrillo de los Polvazares (Astorga) propiedad de Miguel Ángel Muñoz Blas.

Otras fuentes consultadas han indicado que el dinero se encontraba escondido en la finca. La versión aportada por el detenido es que los 37.000 euros proceden de la venta de un inmueble familiar y que fue declarado pertinentemente a Hacienda.

Muñoz Blas no tenía trabajo conocido, aunque las fuentes consultadas indican que no tenía problemas económicos. Su familia es la que se ha hecho cargo de pagar su defensa letrada.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento