El juez que ha investigado la muerte de un senegalés durante una operación de los Mossos d'Esquadra contra el 'top manta' en Salou (Tarragona) ha archivado la causa al considerar que "no existe indicio alguno" de que los agentes fuesen responsables de que se precipitase por el balcón la mañana del 11 de agosto.

En un auto recogido por Europa Press, el titular del Juzgado de Instrucción 4 de Tarragona, Joaquín Elías Gadea, sostiene que, aunque le resulta imposible describir qué sucedió exactamente, no tiene indicios "que permitan la incriminación de los agentes".

Insiste en que es difícil saber qué pretendía Ibrahima Sylla cuando salió a la parte exterior del balcón aunque sospecha que intentó escapar u ocultarse de la policía.

Todas las sospechas se centraron en la agente encargada de asegurar a Ibrahima Sylla, que afirmó que, cuando entró en la habitación, el hombre salió corriendo por el balcón, dio un salto, y se colocó detrás de la barandilla como si quisiera huir, mientras ella todavía está en la habitación.

Al ver este movimiento, la policía se acercó al balcón pero cuando se asomó Ibrahima Sylla ya colgaba del toldo, desde donde cayó a la plaza Sant Jordi, según explicó la agente al juez.

El juez ve este relato coherente con la versión de uno de los testigos protegidos que vio como el hombre se enganchó en la parte exterior del balcón desde donde se precipitó y de otras testificales en la misma línea, ninguna de las cuales menciona participación alguna de la policía, "ni si quiera un contacto físico entre el finado y la agente".

Tampoco los compañeros del piso del fallecido vieron contacto físico entre Ibrahima Sylla y la agente, ni siquiera su compañero de habitación que era el que más cerca estuvo del fallecido cuando se produjo la caída.

Denuncia y disturbios

La investigación se había iniciado tras una denuncia del hermano del fallecido contra los agentes de los Mossos que habían intervenido en la entrada y registro en la que sostenía que uno de los que estaban en la vivienda había visto como la agente lo había cogido y precipitado por el balcón.

La muerte de Ibrahima Sylla derivó en disturbios en las calles del municipio —que se investigan en otra pieza judicial— tras extenderse entre amigos y conocidos del fallecido que la muerte podría haber sido provocada por los agentes.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.