Agentes de la Policía Nacional han detenido en Gandia (Valencia) a tres hombres y una mujer, de entre 21 y 47 años de edad, como presuntos autores de un delito contra la salud pública, tras localizar la gran mayoría de la droga intervenida en un domicilio-almacén, según ha informado Jefatura en un comunicado.

Los agentes detuvieron al principal sospechoso cuando se dirigía a vender parte de la sustancia estupefaciente y realizaron un registro en el domicilio-almacén. En concreto, intervinieron 5.356 gramos de hachís, 373 gramos de cocaína, 20 gramos de cristal (MDMA), 1.068 gramos de sustancia de corte, 495 euros en efectivo, tres basculas de precisión, dos teléfonos móviles y un ciclomotor.

Las investigaciones se iniciaron al tener conocimiento los policías de la posible existencia de que en un bar de la localidad de Gandia se pudiera estar vendiendo sustancia estupefacientes, debido al trasiego de personas que entraban al mismo y después de permanecer unos minutos salían sin consumir nada.

Los agentes establecieron diversos dispositivos de vigilancia en las inmediaciones del bar y averiguaron que un hombre llegaba al lugar en un ciclomotor, entraba en el mismo y se iniciaba el continuo entrar y salir de personas.

Los investigadores comprobaron que el conductor del ciclomotor viajaba desde una localidad cercana a Gandia y se dirigía a un domicilio-almacén donde había varias personas que preparaban las sustancias, para posteriormente dirigirse con su ciclomotor al bar para su posterior venta.

Como consecuencia de las investigaciones, los policías averiguaron la identidad del sospechoso que fue arrestado cuando salía de su domicilio- almacén a bordo de un ciclomotor, como presunto autor de un delito contra la salud pública, y le intervinieron 59 dosis de cocaína, siete bellotas de hachís, 95 euros en efectivo y dos teléfonos móviles.

Siguiendo las investigaciones, los agentes realizaron un registro en su domicilio-almacén y localizaron al resto de personas que participaban las cuales fueron detenidas.

De los detenidos, de origen español y todos ellos sin antecedentes policiales, dos de ellos —que son hermanos— ingresaron en prisión, mientras que el otro joven y su pareja, tras ser oídos en declaración, fueron puestos en libertad con la obligación de comparecer ante la autoridad judicial si es necesario.

Consulta aquí más noticias de Valencia.