Un agente de Policía Nacional ha sufrido una grave lesión en una de sus manos al intentar asistir a un perro que acababa de ser atropellado y abandonado en una vía pública en el municipio de Puerto Lumbreras, según informaron fuentes del citado Cuerpo en un comunicado.

Hace unos días, el Jefe del Grupo de Apoyo Operativo, asistiendo en una investigación a la Unidad de Drogas y Crimen Organizado de la Jefatura Superior de Policía de Murcia y encontrándose en su puesto de vigilancia en un punto de Puerto Lumbreras, observó cómo un turismo atropellaba a un perro de tamaño mediano y unos diez kilos de peso, quedando éste mal herido en mitad de la calzada.

El perro atropellado se encontraba en un sitio de escasa visibilidad para la circulación, en una curva, ocasionando un grave peligro para el resto de los usuarios de la vía por lo que se decidió apartarlo de la misma y dar aviso a los Servicios Locales de Zoonosis.

Aun observándose las medidas de seguridad oportunas, el perro reaccionó violentamente, mordiendo en la mano derecha a este funcionario policial, por lo que tuvo que ser trasladado al Hospital de Puerto Lumbreras y, posteriormente, al Hospital Virgen de la Vega para ser atendido de la mordedura ocasionada por el can herido, requiriendo varios puntos de sutura.

Se trata de una actuación del Grupo de Apoyo Operativo de la Jefatura Superior de Policía Nacional de Murcia, señalan las mismas fuentes.

Consulta aquí más noticias de Murcia.