El Ciclo de Conferencias sobre Prehistoria de Puente Viesgo abordará este miércoles, 2 de septiembre, las similitudes en el modo de vida de los diferentes pueblos prehistóricos del Pleistoceno que vivieron en el Estrecho de Gibraltar, en una ponencia que será impartida por José Ramón Muñoz, profesor de Prehistoria de la Universidad de Cádiz, a partir de las 19.45 horas en el Gran Hotel Balneario.

La conferencia de Muñoz, la décima programada este año por la Sociedad de Amigos de las Cuevas del Castillo, entidad organizadora del Ciclo de Puente Viesgo, sucede en el calendario de este año a la impartida por el prehistoriador Sergio Ripoll, hijo del difunto arqueólogo Eduardo Ripoll, que fue director del Museo Arqueológico Nacional y trabajó durante años en la cueva del Monte Castillo.

Como explicó el propio Sergio Ripoll en su conferencia, su padre le entregó poco antes de morir los resultados de sus investigaciones en la cueva prehistórica de Puente Viesgo y le animó a que los ordenara y publicara en 2006 (falleció en marzo de ese año).

Precisamente la ponencia de Sergio Ripoll se centró en cómo gracias a las nuevas tecnologías se pudo completar el trabajo de su padre después de su fallecimiento con el descubrimiento de nueva información científica desconocida en su momento hasta por su propio autor.

En este sentido, el ponente recordó que siete años después del fallecimiento de su padre abrió "la maleta" que le dejó con sus trabajos en la cueva del Monte Castillo y tras ocho meses dedicados a ordenar toda la documentación decidió "revisarla junto con las empresas GIM Geomatics y ASF Imagen, empleando nuevos métodos científicos en los mismo sitios y paneles de pinturas" que los investigados por Eduardo Ripoll.

DE 250 A

Más de 600

Elementos reconocidos

Detalló que con el uso de nuevas técnicas geomáticas (ciencia geoespacial), como la fotogrametría de objeto cercano y la teledetección multiespectral, se ha logrado pasar de unos 250 elementos registrados por su padre a más de 600 en los mismos emplazamientos.

Ripoll aludió al resultado de la supervisión del trabajo de su padre en el famoso panel de las manos de la cueva de El Castillo, donde el ponente no sólo mostró las nuevas figuras documentadas mediante la mencionada técnica geomática, sino que además expuso un estudio estadístico llevado a cabo en las 56 siluetas de manos encontradas, del que se extrae la conclusión de que "probablemente corresponden a 17 personas, todas ellas varones".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.