Andamio
Socorrista en su puesto de trabajo. Archivo

Los desempleados cordobeses tienen oportunidades de poder reincorporarse al mercado laboral. Eso sí, tendrán que conformarse con los trabajos que nadie quiere. El Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales publica cada trimestre un listado de empleos en los que el número de candidatos es bastante bajo.

Este documento señala que en Córdoba los puestos que cuentan con un menos aspirantes son cinco: deportista profesional, entrenador deportivo, socorrista, aplicador de revestimientos de fachadas y montador e instalador de cables, cuerdas y poleas.

Precisamente, es ahora en verano cuando las piscinas reclaman un mayor número de especialistas en vigilancia. Sin embargo, la moda que instauró hace unos años la serie de televisión Los vigilantes de la playa no parece hacer mella actualmente en los desempleados. Fuentes de la empresa Sodecor, que ofrece este servicio en la ciudad, aseguran que en años anteriores han tenido bastantes dificultades a la hora de encontrar personas dispuestas a ocupar estos empleos. “El hecho de que sea un trabajo de temporada influye en este sentido”, señalan. No obstante, durante el presente estío ha cambiado esta tendencia.

Tanto para este puesto como para el revestimiento de fachadas es necesaria una formación específica. Ésta es la causa por la que, según fuentes de la empresa Sur Vertical, es tan complicado encontrar personas para esta labor de construcción.

Llama la atención que en Córdoba se precisen deportistas después de éxitos como el ascenso a Segunda División del equipo de fútbol.