Sin trabajo... Por el momento. Así se quedarán los expresidentes regionales Joaquín Leguina (PSOE), Alberto Ruiz-Gallardón (PP) e Ignacio González (PP) cuando la Asamblea de Madrid apruebe, en las próximas semanas, la eliminación del Consejo Consultivo, un órgano del que cobraban 5.500 euros netos cada mes y que solo les suponía la obligación de asistir a cuatro reuniones mensuales.

El Gobierno autonómico aprobó en su reunión semanal de este martes el proyecto de supresión del ente y su remisión a la Cámara. La decisión formaba parte del programa electoral de la presidenta Cristina Cifuentes, que lo incluyó en su acuerdo con Ciudadanos. La formación naranja había exigido, al menos,  la "despolitización" de los órganos de control de la Comunidad a cambio de apoyar la investidura de la dirigente.

Leguina compatibilizaba su función con las mesas políticas. Gallardón y González son funcionariosEl cierre será inmediato. El PP pretende reunir cuanto antes a la Junta de Portavoces para acordar su tramitación mediante el procedimiento abreviado de lectura única, que permite sacar adelante proyectos y proposiciones de ley en una sesión, con un solo turno de exposicion por grupo y sin pasar por la comisión y el proceso de enmiendas correspondientes (artículo 167 del reglamento de la Asamblea de Madrid).

Una vez aprobado el proyecto, los consejeros y cargos elegidos a dedo y el personal eventual cesarán en sus cargos. Los funcionarios que prestan sus servicios en el órgano serán recolocados en la Administración Pública regional. El ahorro calculado por Cifuentes alcanzaría los 2,3 millones de euros por ejercicio, cifra equivalente al presupuesto estimado que se ejecutaría en los próximos años.

Joaquín Leguina, que ya ha superado la edad de jubilación (74 años), compatibiliza esta función con su aparición en tertulias y mesas de debate político. El socialista fue, precisamente, el más crítico cuando Cifuentes acordó el fin del organismo, que calificó de "barbaridad". Alberto Ruiz-Gallardón protestó a su manera, sugiriendo a Cifuentes que sería "inteligente" contar con la opinión de los expresidentes de la Comunidad. En su caso, no tiene función alguna en el PP, aunque todavía podría pedir el reenganche en el cuerpo de fiscales, del que se encuentra en excedencia. Ignacio González, relegado a un segundo plano por Génova, tiene plaza como técnico superior del Ayuntamiento de Madrid, actualmente gobernado por Ahora Madrid.

Cargos de PP y PSOE

Esperanza Aguirre creó el Consejo Consultivo en 2008, coincidiendo con el inicio de la crisis económica. Su papel es el de elaborar dictámenes independientes sobre leyes, decretos o expedientes tramitados por el Ejecutivo, los ayuntamientos y las universidades públicas de la región. Estos informes, que no son vinculantes, corren a cargo de un equipo especializado de letrados que en 2014 resolvieron 568 consultas, un 16,7% menos que el año enterior, según los datos recogidos por la agencia Europa Press.

Entre los consejeros están el expresidente de la FSM o la exmujer de Manuel LamelaEl presidente del ente es Ignacio Astarloa, letrado de las Cortes Generales y que ha ocupado distintos cargos en los gobiernos de José María Aznar. Como secretario actúa José Luis Cádiz,  y subsecretario del Ministerio de Educación también con Aznar.

Leguina, Gallardón y González ejercen como consejeros permanentes debido a su condición de expresidentes regionales.

Son consejeros electivos el exconsejero regional y asesor personal de Esperanza Aguirre Mariano Zabía (PP): el ex presidente de la Federación Socialista de Madrid Pedro Sabando; y Beatriz Grande Pesquero, que ha sido, entre otras, ex directora general de Justicia en el gobierno de Ignacio González. Completan la terna Andrés de la Oliva, exvocal del Consejo General del Poder Judicial a propuesta del PP; Javier María Casas, respaldado por el PP como presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid; María José Campos, fiscal y exmujer de otro consejero de Aguirre, Manuel Lamela.

La única tarea de estos consejeros es repasar los textos y dar su visto bueno en reuniones que se celebran una vez a la semana, tarea por la cual se embolsan 5.500 euros netos al mes (8.500 brutos). Cristina Cifuentes anunció este martes que, a partir de ahora, serán los servicios jurídicos regionales los que ejerzan la función consultiva.

3,52 millones en salarios

El Consultivo cuenta con un presupuesto de 4,13 millones de euros para esta tarea en 2015, de acuerdo a las últimas cuentas públicas. El 85% de esa cantidad (3,52 millones) se invierte en el pago de salarios, ayudas y cotizaciones sociales.

UPyD, que perdió su representación en la Asamblea en los últimos comicios, exigió su disolución hasta en cuatro ocasiones , alegando que solo servía como "retiro dorado" de los expresidentes. En 2013, ya con Ignacio González al frente del Ejecutivo, la diputada magenta Elvira García-Piñeiro denunció que la retribución de su presidente, Ignacio Astarloa, sobrepasaba incluso la del presidente de la Comunidad de Madrid (91.242 euros brutos anuales frente a 89.643). Esta cantidad incumplía la ley del Consejo.

Consulta aquí más noticias de Madrid.