José María Ruiz-Mateos junto a su abogado
José María Ruiz-Mateos junto a su abogado el pasado mes de octubre. EFE
El empresario José María Ruiz-Mateos abandonó a las 14.00 horas la prisión madrileña de Alcalá Meco, en la que había ingresado hace una semana para cumplir una condena de tres años que tenía pendiente por el caso de la agencia de viajes "Mundo Joven".

Así lo aseguraron fuentes de Instituciones Penitenciarias, que precisaron que Ruiz-Mateos ha quedado en libertad tras una propuesta realizada por el centro penitenciario que fue aprobada por la Dirección General.

Clasificado en tercer grado por su avanzada edad y por su delicado estado de salud.
Las citadas fuentes añadieron que el empresario ha sido clasificado en tercer grado por su avanzada edad y por su delicado estado de salud.

En el exterior de la prisión esperaban al empresario sus abogados, señalaron las mimas fuentes.

La Audiencia Provincial de Madrid había condenado al empresario José María Ruiz-Mateos a tres años de prisión por los delitos de insolvencia punible y alzamiento de bienes, a través de la compra de la agencia de viajes "Mundo Joven".