El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, comparece esta tarde ante la Comisión de Defensa del Congreso para informar sobre el atentado terrorista contra las tropas españolas en Líbano, que costó la vida a seis soldados.

Alonso comparece a las 17:30 horas, a petición propia, en sesión extraordinaria y con carácter urgente, con el objetivo de detallar las circunstancias del ataque ocurrido el 24 de junio y dar cuenta de las actuaciones emprendidas por su departamento para la identificación y repatriación de los restos mortales de los seis soldados.

El PP anunció que pedirá una comisión de investigación si durante la comparecencia del ministro de Defensa el Gobierno no asume sus responsabilidades en la muerte de los militares.

Todas las investigaciones apuntan a grupos terroristas radicales yihadistas

Según las primeras investigaciones, un coche bomba, cargado con 50 kilos de explosivo, causó la muerte de los seis "cascos azules" que viajaban en un vehículo blindado BMR, que no disponía de inhibidores de frecuencia, según informó Alonso durante su visita el pasado lunes a la base "Cervantes".

La polémica sobre los inhibidores de frecuencia en los vehículos blindados ha centrado el debate en torno a las condiciones de seguridad de los militares españoles que desarrollan su trabajo en la misión FINUL (Fuerza Interina de Naciones Unidas en Líbano).

Cambio de planes

El ataque del pasado domingo provocó un cambio de planes en las misiones en el exterior y los vehículos blindados BMR con inhibidores instalados que iban a ser enviados a Afganistán en una nueva misión de entrenamiento ahora se trasladarán a Líbano, según acordó Defensa.

Sobre la autoría del atentado, todas las investigaciones apuntan a grupos terroristas radicales yihadistas, según comentó el ministro.

Todas las formaciones políticas condenaron este atentado y mostraron sus condolencias a las familias de los fallecidos, al tiempo que respaldaron la misión militar en Líbano.

Sin embargo, el líder del PP, Mariano Rajoy, consideró absurdo ocultar que los españoles están en Líbano en un "escenario de guerra", por lo que pidió la comparecencia ante el Parlamento del presidente del Gobierno.