Con la llegada del tiempo libre y de las vacaciones la venta de libros de relatos, poesía y novelas ha llegado a aumentar hasta un 50% en las grandes librerías de Zaragoza. Incluso en las pequeñas tiendas, que durante el año venden menos por ser más especializadas, se ha notado un incremento de en torno a un 15 o un 20%. Los libros de fantasía y los de aventuras siguen siendo los más solicitados por el público, según explicaron varios libreros a 20 minutos.

Niños y pequeños buscan lo mismo: lecturas ligeras que los entretengan y que les permitan desconectar de la realidad y dar rienda suelta a su imaginación. Suelen comprar varios libros a la vez y se gastan una media de 30 euros.


En literatura infantil lo que más se solicita son las obras con ilustraciones a todo color y de temática de aventuras o fantasía. Los libros con desplegables también tienen mucho éxito entre los más pequeños.

Entre los adolescentes se llevan los libros de series, como Harry Potter, Fairy Oak Artemis Fowl o Eragón, que permiten ver la evolución y crecimiento de los personajes a lo largo de los diferentes volúmenes. «En estas edades, que es cuando menos se lee, se busca sobre todo huir, frente a los típicos libros que se imponen en los colegios e institutos», comenta Yolanda, vendedora de la Librería Central.

Los adultos se mueven sobre todo por temáticas concretas y por autores conocidos. Los lectores habituales dedican bastante tiempo a seleccionar las obras que se van a llevar a su casa y, a menudo, consultan con los libreros para pedir consejo.

Los menos aficionados a la lectura se decantan por los best seller, o éxitos de ventas, guiados por el boca o boca y por los escaparates. En cuanto al formato, los libros más vendidos son aquellos de poco paginado y tapas blandas porque resultan más económicos y son más manejables.

La temática aragonesa sube

En los últimos años las librerías zaragozanas han acusado una importante demanda de libros de temática aragonesa, desde tratados de historia o ensayos hasta manuales de turismo de las diferentes provincias de la comunidad (en verano se incrementa de forma notable la demanda de las guías de viajes). La literatura con firma aragonesa también ha crecido. Autores como Ismael Grasa, Magdalena Lasala o Lorenzo Mediano son algunos de los más demandados. Algunas librerías incluso han dedicado una sección a literatura aragonesa.