La presidenta del PP en Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha expresado su "más enérgica repulsa" a la agresión sufrida por la presidenta de VOX en Cuenca, Inma Sequí, este martes en la ciudad conquense.

Cospedal ha condenando "con rotundidad" unos hechos que ha calificado de "denigrantes", según ha informado el PP en nota de prensa.

La presidenta del PP regional ha querido también trasladar a la dirigente conquense su "más sincero apoyo en este momento delicado" y le ha deseado "una pronta recuperación".

La dirigente de VOX recibió este martes una paliza en la puerta de su domicilio por parte de tres personas a grito de "fascista". Tuvo que estar hospitalizada durante unas horas por las heridas sufridas, incluyendo un pómulo roto.

Consulta aquí más noticias de Toledo.