El magnate neoyorquino y aspirante a la nominación republicana para la Casa Blanca, Donald Trump, se enzarzó este miércoles en una rueda de prensa en Iowa (EE UU) con un periodista del canal hispano Univisión, a quien un miembro de seguridad echó de la sala.

El periodista, el popular presentador de la cadena Jorge Ramos, inquirió a Trump al comienzo de la rueda de prensa sobre sus polémicas propuestas migratorias, entre ellas la construcción de un muro en la frontera con México y la expulsión de 11 millones de indocumentados, ante lo que éste y Trump iniciaron una discusión.

Trump le retiró entonces la palabra y pasó el turno de preguntas a otros periodistas, pero ante la insistencia de Ramos, que siguió de pie y no dejó de preguntar al precandidato, un miembro de seguridad le escoltó fuera de la sala. "Por favor, siéntese, no se le dio la palabra. Siéntese. Regrese a Univisión", se dirigió Trump al periodista visiblemente molesto.

En Nevada las encuestas me dan ganador entre los hispanos Sin embargo, la campaña del magnate permitió a Ramos volver a la sala al cabo de unos minutos, quien volvió a preguntar a Trump sobre varias cuestiones migratorias, lo que se convirtió en un hostil intercambio de reproches entre el precandidato y el periodista. "No puede deportar a 11 millones de personas", repitió con insistencia Ramos, para preguntarle después sobre su baja popularidad entre la comunidad hispana.

"Yo tengo el corazón más grande que usted. ¿Sabe cuántos latinos trabajan para mí? Miles. Los latinos quieren empleos. En Nevada las encuestas me dan ganador entre los hispanos", respondió Trump.

El encontronazo entre Ramos y Trump tuvo lugar en la rueda de prensa previa al discurso del magnate en Dubuque (Iowa), el primer estado de EE UU que celebrará un caucus (asamblea) en 2016 para elegir al candidato del Partido Republicano.

El pasado 30 de junio, el magnate inmobiliario presentó una demanda por 500 millones de dólares / 433 millones de euros contra Univisión por romper "abruptamente" un contrato con la Organización Miss Universo, de la que es dueño Trump, y negarse a transmitir el concurso de Miss USA, a raíz de las declaraciones del precandidato sobre los inmigrantes.

Quejas de los periodistas hispanos

La Asociación Nacional de Periodistas Hispanos de Estados Unidos condenó este martes que el magnate inmobiliario y aspirante a la nominación republicana permitiese la expulsión del reportero del canal latino. En un comunicado, la organización hispana criticó que Trump "permitiese" que el periodista mexicano Jorge Ramos fuese expulsado "sencillamente por hacer preguntas".

"El señor Ramos estaba haciendo lo que los periodistas han hecho durante décadas: ¡hacer preguntas!", indicó el presidente de la asociación, Mekahlo Medina, para añadir después que el reportero "simplemente estaba rindiendo cuentas con un candidato a presidente por sus declaraciones sobre un asunto muy importante".

Tras este episodio, el presidente de la división de Noticias y Digital de Univisión, Isaac Lee, indicó que le "encantaría" que Trump "se sentara con Jorge Ramos en una entrevista para hablar de los detalles de sus propuestas", y aseguró que "Ramos ha solicitado previamente entrevistas con Donald Trump".

El propio Ramos, en declaraciones a su cadena, Univisión, después de lo ocurrido, lamentó que "en ninguna parte del mundo" le habían sacado de una conferencia de prensa o de una entrevista "por la fuerza. Esta es la primera vez", indicó. "Yo creo que mi trabajo era y es hacer preguntas. Me preocupa muchísimo este uso de la fuerza para suprimir la libertad de expresión", concluyó.