El Ministerio de Medio Ambiente demolerá en octubre el edificio Ánfora, situado en la cala de Finestrat, y construirá un espigón para contener la arena de la playa localizada en sus inmediaciones. La construcción del citado inmueble, situado «fuera del límite de ordenación», según fuentes del Partido Socialista, fue paralizada en 1978, si bien «han tenido que pasar 29 años para que un Gobierno central, a través de Costas, se hiciera eco de la reivindicación más antigua del Ayuntamiento», indicaron las citadas fuentes.