El niño de 12 años que murió el sábado en Coslada, supuestamente electrocutado, será enterrado esta mañana en el Cementerio del Sur. Ayer tarde se le realizó la autopsia en el Instituto Anatómico Forense de Madrid y los resultados de ésta se conocerán a lo largo del día de hoy. Fuentes de la Policía Municipal de Coslada han declarado que «no se descarta la hipótesis de la electrocución», aunque sí aseguran que, «en cualquier caso, el niño no se electrocutó con las farolas de ese barrio, que fueron revisadas tras el suceso».