Caja Rural Castilla-La Mancha aclara que en el momento actual la operación de compra de oficinas de Banco Mare Nostrum no se encuentra dentro de su agenda de proyectos y añade que se encuentra actualmente centrada en continuar desarrollando el plan de expansión que comenzó en 2011.

En un comunicado, indica que su objetivo inmediato es proseguir madurando y concretando este proceso "que está contribuyendo firmemente a generar empleo y riqueza en los territorios donde se asienta la cooperativa de crédito, y a actuar como palanca dinamizadora de su avance y progreso".

No obstante, indica que es una entidad abierta al estudio de cualquier oportunidad de crecimiento no orgánico que exista, siempre que se adapte al modelo de negocio que practica y añade que siempre ha analizado, y continuará haciéndolo en el futuro, cualquier tipo de planteamiento estratégico que encaje en todo momento con los intereses de sus socios y clientes.

De igual modo, la entidad financiera quiere reafirmar su "fuerte compromiso" con todo el ámbito de actuación donde opera —Toledo, Guadalajara, Madrid y Ávila— así como su constante y activa voluntad de seguir satisfaciendo las necesidades de sus socios y clientes, con la misma vocación de servicio y garantías de eficiencia, cercanía y profesionalidad que le caracterizan.

"Caja Rural Castilla-La Mancha es un proyecto robusto, consolidado y con un futuro próspero e ilusionante. El gran reto que marca el futuro de la caja es evolucionar como requieren los tiempos actuales y la situación económica y social imperante, sin renunciar en modo alguno a nuestra esencia y valores, a la gestión autónoma e independiente de nuestra operativa, y a nuestra firme disposición de participar como operador de referencia en los territorios donde nos asentamos", concluye.

Consulta aquí más noticias de Toledo.