La campaña Mallorca Sense Sang ha anunciado que presentará "en breve" una ILP al Parlament para abolir las corridas de toros en Baleares.

"Hoy se acaba la impunidad taurina en Baleares. Ahora más que nunca demostraremos que Baleares dice basta a la tortura y muerte por diversión. Contamos con el compromiso del Parlament para poner fin a la tauromaquia en Baleares", ha destacado en un comunicado el portavoz de la campaña, Guillermo Amengual.

Asimismo, Mallorca Sense Sang ha denunciado, junto a la entidad ASSAIB, la entrada de menores en la última novillada en Alcúdia el pasado sábado día 15 de agosto, algo que, según han alegado, "está prohibido por ley en Mallorca".

"Una vez más los taurinos se burlan de las leyes que prohíben la entrada de menores a las plazas de toros en Mallorca. Estamos hartos de la impunidad del lobby taurino y de la pasividad de las fuerzas del orden publico que se cruzan de brazos ante tales ilegalidades", ha subrayado Amengual.

Por ello, ASSAIB y Mallorca Sense Sang han solicitado la dimisión del alcalde de Alcúdia, Antoni Mir, por "permitir la entrada de menores y colaborar directamente con la tauromaquia en dicho municipio".

La campaña Mallorca Sense Sang, formada por AnimaNaturalis y CAS International, nace en 2014 con el objetivo de prohibir las corridas de toros en la isla. Cuenta con más de 130.000 firmas a favor de la abolición de la tauromaquia en Mallorca, y 20 municipios declarados como antitaurinos, que piden al Parlament la abolición de la tauromaquia en Baleares.