El jefe superior de la Policía Nacional, Antonio Jarabo, ha dado a conocer este lunes los datos de delincuencia relativos a Maó, que se han reducido en un 2,5 por ciento en lo que va de año, tanto en delitos como faltas.

Del mismo modo, los robos con violencia e intimidación se han rebajado de manera "muy acusada", casi un 20 por ciento menos, mientras que los robos fuerza se mantienen respecto a los primeros siete meses del año pasado.

Jarabo ha hecho públicos estos datos durante la Junta Local de Seguridad que ha servido para establecer el dispositivo de cara a las próximas fiestas patronales de la Mare de Déu de Gràcia.

La delegada del Gobierno en Baleares, Teresa Palmer, ha presidido el encuentro en el Ayuntamiento de Maó junto a la alcaldesa, Conxa Juanola.

Entre los refuerzos previstos para los días 6 a 9 de septiembre, el Cuerpo Nacional de Policía ha elaborado un dispositivo específico donde se contempla la presencia permanente de un responsable operativo junto a cinco dotaciones completas, exclusivamente dedicadas a las posibles incidencias que se pudieran dar durante dicha semana.