Agentes del Grupo de Medio Ambiente del Cuerpo General de la Policía Canaria (GRUMA), con base en Tenerife, incautaron ayer 112,5 kilos de potas por exceder la cantidad máxima permitida por licencia a pescadores no profesionales, estipulada en 5 kilos.

La operación policial se inició a instancias del Servicio de Pesca del Gobierno de Canarias, que solicitó la colaboración del Grupo de Medio Ambiente de la Policía Canaria por una supuesta pesca ilegal de potas en el muelle de San Andrés, en Santa Cruz de Tenerife.

Durante la vigilancia, los agentes comprobaron la entrada de dos barcos al muelle que descargaban, en varios cubos, la captura de 112,5 kilogramos de potas. Una vez comprobada la licencia de pesca de los dos pescadores, ambas en vigor, verificaron el peso de la captura, que resultó ser superior a los 5 kilos permitidos.

La operación concluyó con la denuncia y entrega del exceso de capturas a la Casa Cuna de Santa Cruz de Tenerife, tal y como se establece en la normativa.

Un total de 395 SERVICIOS

El Grupo de Medio Ambiente del Cuerpo General de la Policía Canaria realizó en 2014 un total de 395 servicios dirigidos al control de especies amenazadas, inspección de viveros y tiendas de animales y otras tareas dirigidas a la conservación del medio ambiente y los recursos naturales.

Colaboró también en actuaciones dirigidas a la lucha contra la contaminación marina y los vertidos ilegales, así como en tareas de vigilancia y protección de la flora y fauna del archipiélago, participando en labores de control de especies amenazadas y tareas de inspección.