Un grupo de voluntarios recogió ayer domingo alrededor de 500 kilos de basura en el muelle de Puerto de la Cruz (Tenerife) gracias a una iniciativa organizada por la Asociación Promemar (Proyectos Medioambientales Marinos) y Loro Parque Fundación.

Esta actividad estuvo enmarcada en una jornada de limpieza submarina para contribuir con la conservación del medio ambiente marino y el entorno que le rodea, y que incluyó talleres infantiles, una exposición de fotografías submarinas y recomendaciones para el consumo responsable de alimentos del mar.

Asimismo, se realizaron actividades de sensibilización a través de un stand en el que, mediante una lupa, se podían ver los minúsculos fragmentos en los que se convierten muchos de los residuos plásticos que llegan al mar.

Entre los residuos más frecuentes han destacado la gran cantidad de cabos abandonados, las botellas, latas y plásticos, además de envoltorios y colillas que fueron recogidas en la zona de playa. Esta iniciativa congregó a unos 30 participantes y más de un centenar de personas se acercaron a recibir información en el stand.