Las obras de la nueva Plaza de San Miguel de Talavera de la Reina (Toledo) continúan a buen ritmo y acaba de concluir la instalación del mural de cerámica que recubre la fachada de los edificios adosados a una de las torres de la antigua muralla.

"Ha sido un reto porque los dibujos tienen unas dimensiones enormes y hemos tenido que ir trazándolos por tramos", ha explicado a Europa Press, Santos Timoneda, uno de los hermanos de la fábrica de cerámica responsable de la elaboración del mural.

Si bien, aclara Timoneda, se trata de un proyecto inspirado por el arquitecto Jesús Reyes García con el título de 'Talaverámica', quien ha querido trabajar en un concepto de diseño utilizando la cerámica tradicional, inspirada en la etapa renacentista. "El efecto visual es curioso, con unas hojas de acanto enormes cuando realmente estamos acostumbrados a pintarlas de 60 centímetros", dice tras dos meses y medio de trabajo.

El mural consta de 6.400 azulejos de cerámica, dividido en cinco partes, para recubrir el edificio. La altura que alcanza el primer paño es de 15 metros de altura y otras de ocho metros.

En él predominan los esmaltes típicos de la cerámica artística de Talavera con son el amarillo y azul, dibujando enormes hojas de acanto sobredimensionadas, "como piezas sueltas inacabadas que es el efecto que quería dar el diseñador", ha indicado Timoneda. Además se pueden contemplar figuras propias de los dibujos del Renacimiento como un angelote de dos metros.

La empresa Arioliva es la encargada de acometer los trabajos de remodelación, pertenecientes al Plan Urban que desarrollada el Ayuntamiento talaverano. En estos momentos se está completando el adoquinado de la Plaza de San Miguel, que se convertirá en un espacio abierto y sencillo.

Consulta aquí más noticias de Toledo.