La vicepresidenta segunda del Parlamento andaluz, Esperanza Oña (PP-A), ha denunciado este sábado el "abandono" al que la Junta de Andalucía tiene sometidas a las asociaciones en materia de adicciones, ya que, según ha dicho, aún están a la espera de saber si van a recibir subvenciones que posibiliten el mantenimiento de sus sedes y el desarrollo de sus programas, con los que dan cobertura a más de 4.000 pacientes y 3.000 familiares en toda Andalucía.

En concreto, la parlamentaria andaluza por el PP de Málaga ha mantenido reuniones con representantes de la Federación Andaluza de Jugadores de Azar en Rehabilitación (Fajer) y su sede malagueña (Amalajer), así como con la Federación Andaluza de Alcohólicos Rehabilitados (Faar), ante "su preocupación acerca del mantenimiento de los programas de prevención y rehabilitación, así como sobre la supervivencia de sus instalaciones, gastos que, actualmente, están sufragando con fondos propios".

De este modo, ha criticado que, además de retrasar el lanzamiento de estas ayudas básicas para el sustento de una atención que debería dispensar la propia Administración andaluza, "estas aportaciones se han visto reducidas en un 70 por ciento desde 2009 en el caso de asociaciones para la rehabilitación de personas con adicciones al juego de azar, recorte que se sitúa en un 66,40 por ciento en el caso de entidades que trabajan con alcohólicos". "Cada vez se dificulta más el mantenimiento de estas actividades terapéuticas en la región", ha alertado.

Por ello, el Grupo Popular ha tramitado esta semana cinco preguntas parlamentarias para cuestionar el retraso en el pago de estas subvenciones e instar al Gobierno andaluz a su ejecución, según ha informado en un comunicado Oña.

Al respecto, ha preguntado por qué no se han aprobado aún las bases reguladoras para sacar a concurso la convocatoria de las dos líneas de ayudas a las que estas asociaciones pueden acogerse —en materia de prevención de drogodependencias y adicciones y para programas de acción social—, lo que significa que "todo el trabajo desarrollado en los primeros siete meses del año ha sido sufragado con fondos propios".

"DESIDIA"

En esta línea, Oña ha lamentado que la "desidia" del Gobierno andaluz haga "peligrar" la rehabilitación de miles de andaluces; "un abandono que se suma al del resto de asociaciones y ONG, como es el caso del impago a guarderías, los incumplimientos con los planes de empleo, con las escuelas de hostelería o con la atención temprana", ha enumerado.

La parlamentaria andaluza ha especificado que, actualmente, Fajer atiende a un total de 1.421 pacientes por adicciones al juego en la Comunidad andaluza, a los que se suman más de 900 familiares, mientras que Faar supera los 2.700 enfermos y los 2.000 allegados.

Además, se ha comprometido a denunciar desde el PP esta situación, que, como la de otras muchas asociaciones y entidades, "refleja la realidad de las políticas sociales que desarrolla el PSOE en Andalucía".

Por su parte, el presidente de Nuevas Generaciones de Málaga, Luis Verde, que también ha estado presente en la reunión con Amalajer, ha mostrado su preocupación por el aumento de las adicciones a los juegos online y las nuevas tecnologías, destacando la necesidad de reformar determinados aspectos de la normativa vigente para avanzar en la prevención de este tipo de hábitos.

Consulta aquí más noticias de Málaga.