La ministra Espinosa, inusual cortadora de jamón
La ministra Espinosa, durante su visita a China para promocionar el jamón, en mayo (J. F. Domene). JOAN F. DOMENE

Los chinos comerán jamón español dentro de poco tiempo, después de que el primer ministro de China, Wen Jiabao, le comunicara al rey Juan Carlos I que su Gobierno ha dado luz verde para la importación de productos porcinos.

La visita de los Reyes a China pretendía traer un acuerdo para exportar jamón a China

Así se cumple uno de los objetivos de la visita de Estado de los Reyes al país asiático de incrementar las exportaciones españolas a China para equilibrar la balanza comercial muy favorable para los anfitriones (la exportaciones españolas son de 1.670 millones de euros y las exportaciones por 14.300).

Un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores informó, al finalizar el encuentro privado que mantuvo el Rey de España con Wen Jiabao, que éste había comentado que ya sólo falta que el ministro de Comercio, Bo Xilai, ultime los detalles técnicos para que los productos porcinos españoles se vendan en China, donde de sus más de 1.300 millones de ciudadanos, alrededor de 30 son millonarios.

Poco valorados por desconocimiento

Una de las principales obstáculos con los que se encuentra España a la hora de comerciar con China es el gran desconocimiento que existe por parte de estos asiáticos de lo que le puede ofrecer.

Juan Carlos I pidió al primer ministro chino que se fomente la difusión de la cultura y productos españoles

Por eso, Don Juan Carlos celebró ante Wen Jiabao la oportunidad de que se celebre el Año de España en China y solicitó del primer ministro que se fomente la difusión por la televisión pública de China de lo que es, tiene y puede ofrecer España.

El anfitrión le comentó al Rey que las cifras comerciales no se corresponden con la potencialidad de los dos países y coincidió con Don Juan Carlos en que falta información sobre los productos españoles.

Inversiones chinas en España

El primer ministro aseguró al jefe del Estado español que animará a las empresas chinas a invertir en España, de la que se interesan especialmente -como ya se ha dicho en otras reuniones a las que ha asistido el Rey desde el pasado domingo- por la tecnología, las finanzas, las energías renovables y el turismo, porque hay gran demanda.

China invertirá en tecnología, finanzas, energías renovables y turismo en España
Don Juan Carlos se reunió también hoy con el presidente de la Asamblea Popular de la República de China, Wu Banguo, que mostró su agradecimiento por la visita del Rey porque siempre ha apoyado las relaciones mutuas con visión estratégica.

Wu Banguo coincidió con el primer ministro en todo lo relativo al intercambio económico y aseguró que la presencia del Rey de España servirá para darle un gran impulso al intercambio económico entre España y China, como ya quedó patente en el encuentro del Rey con el presidente chino, Hu Jintao.

Tanto en Shanghai, donde iniciaron los Reyes su visita, como ahora en Pekín y dentro de dos días en Chengdu, la Corona ha respaldado o respaldará importantes encuentros empresariales, como el Foro Hispano-Chino inaugurado esta mañana en el Gran Palacio del Pueblo.

Ante más de 600 empresarios, casi la mitad de ellos españoles, lo que supone la mayor delegación que se ha desplazado hasta ahora al extranjero, Don Juan Carlos abogó por "ser más ambiciosos, explorar nuevos ámbitos de cooperación e intensificar nuestra colaboración".