Blog Ya está el listo que todo lo sabe
Ventilador. fuzzybunn (morguefile)

Caemos en la cuenta de lo necesario de un buen aislamiento de nuestro piso cuando pensamos en el frío del invierno, pero igual de necesario es ante el calor del verano. Y es que Las altas temperaturas del verano ponen a prueba nuestra paciencia –esa irritación que causa el calor– y nuestras casas.

El Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos de Madrid nos da una serie de pautas nos van ayudar a tener nuestra casa bien aislada pero ventilada, son tener que gastar mucho dinero.

Ventilar la casa
Hay que ventilar la casa por las mañanas y por las noches, cuando bajan las temperaturas. También es recomendable ventilar durante el día si tu vivienda dispone de ventilación cruzada, que básicamente consiste en la ventilación natural de la casa generando corrientes naturales al abrir al mismo tiempo ventanas opuestas. Presta atención a la dirección predominante de los vientos y en qué fachadas da el sol para evitar que el aire que entra sea más cálido que el que sale.

Conviene poner suelo aislante para reducir las pérdidas energéticasVentanas, vidrios y cierres
Conviene instalar ventanas con doble acristalamiento porque las ventanas son la parte del edificio donde se registran más pérdidas energéticas. El doble acristalamiento será un buen aliado para el confort térmico de la vivienda. También ayudan considerablemente la utilización de vidrios que poseen baja transmisión térmica y bajo factor solar (relación entre la energía que entra en una sala a través del cristal y la energía solar que incide en la superficie exterior de dicho vidrio perpendicularmente), o perfiles de ventana con rotura de puente térmico.

Por otro lado, comprueba las tiras de los cierres en las ventanas porque se deterioran con el tiempo. Si se despegan fácilmente o puedes sentir el viento pasar por la ventana cerrada, posiblemente necesitan un recambio. Tú mismo puedes cambiarlas si las retiras con agua caliente y limpias bien antes de poner las nuevas. Evita en la medida de lo posible la insolación directa sobre los cristales. Las persianas o toldos exteriores también te ayudarán a mantener la vivienda aislada.

Aislar el suelo
Los suelos son una fuente de pérdida energética en los edificios que puede alcanzar valores del 15%, especialmente aquellos en contacto con el terreno, con el exterior o con locales sin calefacción, como garajes o almacenes.  Existen materiales que, en una rehabilitación, ayudan a mejorar el aislamiento de los suelos como los suelos secos que incorporan aislamiento térmico en sus placas reduciendo considerablemente las pérdidas energéticas. Su colocación se hace de forma rápida y sencilla sin necesidad de tiempos de secado en su instalación, como su nombre indica.