La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha asistido este miércoles a la puesta en servicio del enlace de la A-15 con la A-2 en Medinaceli, en el que se han invertido en esta legislatura 100 millones de euros y que conecta Soria a la red de autovías, una capital de provincia que carecía hasta ahora de esta conexión.

Pastor ha recordado que en la presente legislatura se han invertido 100 millones de euros en la A-15, lo que ha permitido que Soria cuente con esta nueva infraestructura viaria de alta capacidad, "una vía vertebradora" del tráfico, principalmente de vehículos pesados, entre el País Vasco y Navarra con Madrid.

La titular de Fomento ha subrayado que en el mes de marzo se abrieron al tráfico los 10 km entre Radona y el enlace de la A-2 en Medinaceli, y hoy se pone en servicio el enlace de la A-15 con la A-2, N-II y N-111 en Medinaceli.

La autovía captará la práctica totalidad de los 4.500 vehículos diarios que circulan por ese tramo (especialmente los tránsitos de largo y medio recorrido).

Para los usuarios de la misma supondrá "un notable incremento" de su seguridad vial y comodidad de conducción, así como una "mejora" de tiempo en su recorrido.

Al mantenerse en funcionamiento como vía de servicio, la actual N-111 permitirá separar los vehículos agrícolas y locales del resto del tráfico lo que implica una mayor seguridad para todos los usuarios.

Consulta aquí más noticias de Soria.