Jean-Claude Juncker
El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker. Julien Warnand / EFE

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha revelado que los gobiernos de España, Irlanda y Portugal se opusieron a tratar en una reunión en octubre la insostenibilidad de la deuda griega con una posible quita.

En una entrevista publicada por el diario belga Le Soir, Juncker afirma que estos países querían evitar una reunión en la que se tratara una reducción de la deuda griega en octubre "porque tenían elecciones".

Es el miedo lo que permitió el acuerdo El máximo mandatario de la CE afirma por otro lado que "se ha evitado lo peor" con el acuerdo logrado con Grecia para evitar su salida del euro. Precisa, de hecho, que el acuerdo llegó gracias al "miedo".

"Hemos evitado lo peor, no por que fuéramos excesivamente sabios, sino porque teníamos miedo. Es el miedo lo que permitió el acuerdo. Tras el miedo siempre hay alivio", declara.

En respuesta, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha asegurado que la quita de parte de la deuda griega "nunca estuvo encima de la mesa" y que ningún país -tampoco España- defendió esta posibilidad en las últimas negociaciones con el Gobierno de Grecia.