El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, afirma que, si los Presupuestos Generales del Estado para 2016 contemplan algún incremento salarial para los funcionarios, esta decisión "va a tener que tener algún eco también" en Euskadi. "Es innegable", ha apuntado.

En una entrevista concedida a Europa Press, Erkoreka analiza también el debate sobre la reforma de la fiscalidad y cree que es un "error" pensar que el "único atractivo para las inversiones" es el "panorama fiscal". Asimismo, considera que sería "temerario" adelantar que las Cuentas vascas del próximo año serán "expansivas" sin conocer la evolución de la recaudación.

Ante el anuncio del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, de que en 2016 se podrían establecer subidas salariales para los funcionarios, Erkoreka asegura que habrá que ver "lo que finalmente hace el Gobierno central y cómo lo hace".

No obstante, indica que, si el Ejecutivo central "realmente" incorpora a los Presupuestos del año 2016 "alguna previsión" que contemple un incremento salarial, "eso va a tener que tener algún eco también aquí".

"Eso es innegable y los funcionarios vascos tendrán también un reflejo de lo que se acuerde en los Presupuestos Generales del Estado", señala.

No obstante, se muestra prudente sobre los planes del Gobierno de Rajoy porque las "promesas" que hace un Ejecutivo "que está a punto de terminar" su mandato para la próxima legislatura, hay que "tomarlas siempre a beneficio de inventario".

"ERROR"

Por otra parte, se ha referido a la reforma fiscal planteada en el Estado y los posibles efectos de que en Euskadi no se vaya a acometer, asegura que es "un error" pensar que el "único atractivo para las inversiones es el panorama fiscal".

"El inversor toma en cuenta muchos factores a la hora de decidir el lugar en el que va a llevar a cabo una inversión como el entorno más o menos industrial, el clima favorable o contrario a la innovación, la formación profesional de los trabajadores, las infraestructuras o las comunicaciones", añade.

El portavoz del Ejecutivo indica que todos estos aspectos influyen y, "en todo esto, Euskadi está bien". En relación a la coyuntura económica vasca, Josu Erkoreka evita "echar las campanas al vuelo" respecto a la posibilidad de que se puedan volver a revisar al alza las previsiones de la economía vasca, pero "si mejoran, bienvenidas sean".

Erkoreka cree que las previsiones que hizo el Ejecutivo estaban "bien encaminadas" y la revisión al alza que realizó en marzo del 1,7% al 2,3% de crecimiento del PIB vasco para este año pone de manifiesto que el Gobierno "no engañó a nadie", que fue "comedido y no se vendió un optimismo injustificado".

Trabajo por hacer

El portavoz del Gobierno señala que, "afortunadamente" la tendencia de la economía vasca es "positiva" desde hace "muchos meses" pero ello "no nos puede nublar la vista" porque "es mucho el trabajo por hacer".

"Lo peor que podría hacer un Gobierno es perder la tensión que centra en el estímulo de la economía por comprobar que los resultados empiezan a ser positivos, todo lo contrario", añade.

El portavoz del Ejecutivo vasco cree que hay que "insistir mucho en el empleo", en la "mejora" de la competitividad de la economía vasca y en su internacionalización. "Tenemos que seguir trabajando como el primer día y como si los resultados fueran negativos todavía", apunta.

PRESUPUESTOS

En relación a los Presupuestos vascos para 2016, indica que habrá que esperar a octubre para tener un "retrato razonablemente aproximado" de la recaudación de 2015 y, con este dato, podrán "empezar a dibujar el esquema" de las Cuentas del próximo año.

En este sentido, asegura que sería, por su parte, una "temeridad" anunciar un incremento de los Presupuestos o hablar de unas Cuentas expansivas sin conocer la evolución de la recaudación.

Erkoreka no da "por garantizado y asegurado" el apoyo del PSE-EE a estos Presupuestos por el hecho de que tengan cerrados con este partido acuerdos tanto en el ámbito económico como el suscrito tras las elecciones municipales y forales del pasado mes de mayo.

El portavoz del Ejecutivo recuerda que han alcanzado acuerdos "importantes" en los años anteriores y que tienen una proyección en el tiempo que trasciende el ejercicio presupuestario para el que se aprobaban las Cuentas, pero afirma que él "no es quien para anunciar cuál va a ser la posición del PSE en relación con los Presupuestos de 2016". "Habrá que empezar a trabajar a partir del mes de septiembre", apunta.

Y VASCA

En relación al proyecto de la Y vasca y los plazos para su puesta en marcha, recuerda sus "dudas" sobre el cumplimiento de los compromisos para su entrada en funcionamiento porque "la experiencia pone de manifiesto que los plazos para la conclusión de las obras del TAV se han ido reajustando y modificando sucesivamente a lo largo del tiempo".

"Vamos a ver, no vamos a jugar a adivinos, si la fijación de ese calendario obliga al Gobierno central o sirve para que se sienta estimulado para intensificar las obras, para no levantar el pie del acelerador en la ejecución de las obras, bienvenido sea", manifiesta.

También ha aludido a la elección del nuevo presidente de Confebask este próximo lunes, cargo al que opta el candidato de SEA Roberto Larrañaga, y cuya idoneidad genera dudas en la patronal vizcaína Cebek, para afirmar que no le conocer personalmente y, en todo caso, considera que tampoco el Gobierno "es quien para decir qué persona debe representar a los empresarios".

"Los empresarios tienen su organización, la organización tiene sus reglas para elegir a sus máximos representantes y el Gobierno no tiene nada que decir. El Gobierno hablará y mantendrá relaciones normalizadas con quien, arreglo a sus normas, elijan los empresarios para que los representen ante las instituciones", apunta.

GRECIA

Por otra parte, sobre la decisión del Gobierno central de someter a votación en el Congreso el acuerdo de financiación para Grecia, cree que tiene un "sentido político" y, con ello, el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, quiere "obligar a los grupos parlamentarios a retratarse".

Josu Erkoreka se muestra convencido de que el Congreso votará, de manera mayoritaria, a favor del acuerdo alcanzado en el país heleno, por lo que considera que Rajoy despliega una "estrategia preelectoral" con la que quiere "poner ante el espejo a todos los grupos".

"Pese a todo lo que se ha dicho, pese a las posiciones por las que han optado unos y otros, quiere forzarles a pronunciarse para ver que es lo que finalmente dicen al respecto, si son más Tsipras o son más Varoufakis", añade.

El portavoz del Gobierno vasco asegura que es "relativamente fácil" tomar posiciones en el debate "estrictamente político e ideológico", pero cuando "hay que asumir responsabilidades institucionales, tomar decisiones y contribuir a conformar mayorías a través del voto, todo se complica un poco más".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.