Amiga de un niño-soldado
Algunos de los títeres a los que dan vida dos actrices manipuladoras.
Esta semana se ha celebrado, también en algunos colegios, el Día Mundial del Refugiado. La compañía Títeres Atiza quiere sumarse a la conmemoración de esta fecha social con un espectáculo de marionetas, El rescate de Babá, contado en clave de aventura y dirigido especialmente los niños de 7 a 11 años.

La protagonista es una niña de cualquier país europeo. A su ciudad llega por equivocación un duende despistado que le pide que le acompañe y emprenden juntos un largo viaje.

En su aventura conocerán a Babá, un niño que vive con su familia en un campamento de refugiados en África, muy lejos de su casa, de la que huyeron por culpa de la guerra. Pero Babá es un niño-soldado, al que le han enseñado a usar pronto las armas para defenderse.

A la pequeña no le gusta que su amigo vaya vestido de soldado ni use fusiles porque lo que deben hacer los niños es aprender y jugar. Ese será su objetivo y el del duende: rescatar a Babá para que sea un niño normal. La función se apoya en una banda sonora muy especial, hay canciones de esperanza, y otra en la que los niños piden a la guerra que se acabe.

Pero el final es feliz precisamente porque habla de esperanza: «Esta historia no tiene un final, el final lo tenemos que poner entre todos los niños», dice la compañía.

* Parque del Alamillo (frente al Cortijo). El domingo, a las 12.00 h. Espectáculo gratis.