A partir de enero de 2008 nuestro país tendrá más familias numerosas. La entrada en vigor de la nueva ley de la Seguridad Social que está gestándose en el Congreso irá acompañada de la ampliación del concepto de familia numerosa a las personas viudas con dos hijos a su cargo.

Este colectivo pasará a gozar de los mismos beneficios que las familias con tres hijos, hasta ahora las únicas consideradas numerosas: rebajas en impuestos municipales, exenciones fiscales, ayudas para educación, etc.

El grupo que podría ser beneficiado por la medida, según cálculos de 20 minutos realizados con datos del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, ascendía a finales de 2005 a cerca de 15.000 personas.

Sin embargo, no se podrán beneficiar de las ventajas económicas quienes cuidan igualmente a dos hijos y cuya pareja, que no esposo o esposa, murió, es decir, los descuentos por ser familia numerosa sólo alcanzarán a los que estuvieron casados.

Tampoco la reforma afectará a las madres solteras o a los padres que se hacen cargo solos de sus dos hijos. En España hay unas 18.000 personas en esa situación.

En la progresiva transformación del mapa familiar español, la cifra de núcleos monoparentales (viudos, personas separadas, divorciadas, solteras e, incluso, casadas pero que no conviven con su pareja) se sitúa ya en más de 403.000.

El portavoz de política social y empleo de CiU (impulsor de la reforma), Carlos Campuzano, explicaba ayer que «es sólo un primer paso de urgencia. No descartamos seguir avanzando».

La mili y la objeción cotizarán

Entre los cambios pactados por PSOE y CiU en la Seguridad Social destaca el hecho de que el servicio militar y la prestación social sustitutoria (objeción de conciencia) contarán como periodos cotizados para poder disfrutar la jubilación anticipada. Hasta ahora, para retirarse a los 61 había que acreditar 30 años de cotización a la Seguridad Social. Ahora, los que sólo tengan 29 podrán sumar un año de la mili o de la objeción de conciencia.

Sola y con hijos

Carmen. 43 años.  «No me servirá de mucho».

Me quedé viuda hace dos años con dos hijos que ahora tienen 17 y 19 años y están estudiando. Sinceramente, no creo que este cambio me ayude demasiado, porque actualmente el carné de familia numerosa no sirve de mucho. Cuando estaba mi marido teníamos dos sueldos, ahora estoy sola, con muchos menos ingresos y las mismas obligaciones económicas que antes. En este tiempo he solicitado ayudas y sólo me han dado una beca de 135 euros para el material escolar de mi hijo. Con mi trabajo y la viudedad no llego al mínimo para declarar a Hacienda, pero como tengo dos pagadores, he tenido que pagar 500 euros.