El 53 por ciento de los que viven en hogares monoparentales en la Comunitat están en riesgo de pobreza o exclusión social, según el informe 'Más solas que nunca' elaborado por la ONG Save the Children que revela que, a nivel estatal, la tasa de pobreza en los niños que viven en hogares formados por madres solas es de un 54 por ciento, 12,5 puntos más que el conjunto de la población infantil y el doble que el total de la población.

Este informe, elaborado a partir de la base de datos de la 'Encuesta sobre Integración y Necesidades Sociales-2013' realizada por la Fundación de Fomento de Estudios Sociales y de Sociología Aplicada (Foessa), señala que en España hay más de 1.750.000 hogares monoparentales y de ellos, un 82 por ciento están encabezados por mujeres, es decir, casi un millón y medio.

Estas familias están sometidas a un mayor riesgo de pobreza o exclusión social, no sólo por su situación económica, sino también por factores como el empleo, la vivienda, la salud o la red de apoyo, según indica la organización no gubernamental en un comunicado.

El director general de Save the Children, Andrés Conde, ha manifestado que estas madres tienen que "hacer frente sin ayuda a todas las responsabilidades familiares" y en su situación se hace "muy difícil conciliar la vida familiar y laboral". Además, ha añadido que en este caso, las políticas de empleo por sí solas "son insuficientes si no van acompañadas de medidas sociales concretas que permitan y favorezcan la conciliación y el cuidado adecuado de sus hijos".

El informe señala que uno de los aspectos que "más angustia" genera en las madres es no tener suficiente dinero para cubrir todas las necesidades de sus hijos. Así, un 65 por ciento de las mujeres que encabezan hogares monoparentales afirma tener dificultades para llegar a fin de mes, 10 puntos por encima del resto de hogares.

Ejemplo en valencia

Uno de los ejemplos dados a conocer por la organización es el de Manuela Macías, de 52 años y vecina de Valencia, que cuenta que tiene dos hijos a su cargo y su situación económica es "desastrosa" debido a que no tiene trabajo y sólo dispone de la pensión que le pasa su marido de "300 euros al mes". Con ese dinero, añade, tiene que pagar "piso, agua, luz y colegios".

La "falta de oportunidades laborales", según Save the Children, condiciona "de manera significativa" a estos hogares. De este modo, más de la mitad de las madres solas con hijos no trabaja —solo un 48,6 por ciento tiene empleo— frente al 69,9 por ciento de los hogares con hijos, en los que al menos un progenitor tiene trabajo.

En cuanto a posibles causas, Macías comenta que está buscando trabajo pero se hace "mayor" y las empresas "no quieren a mujeres mayores". De vez en cuando, relata, trabaja en un bar "poniendo bocadillos" o cuida "a la hija de una vecina".

UN 37,8%

No puede mantener el hogar a temperatura adecuada

La vivienda es otro de los factores que más influye en la situación de exclusión de una familia y las madres solas son las que representan más dificultades para asumir los gastos, advierte el informe 'Más solas que nunca'. Al menos tres de cada cuatro madres solas ha tenido que reducir gastos fijos de la casa y el 37,8 por ciento no puede mantener el hogar a la temperatura adecuada.

El cuidado de los hijos por parte de una sola persona en circunstancias adversas puede llegar a afectar a la salud, advierte Save the Children, tanto de la madre como del niño, y generar patologías de carácter físico o mental. Además, la precariedad económica también incide directamente sobre la salud de madres e hijos. Más de una de cada cuatro madres solas manifiesta que ha dejado de comprar medicinas o seguir un tratamiento por no poder pagarlo.

Por otra parte, la organización ha indicado que en situaciones "de especial vulnerabilidad" como la de estas madres, contar con una red de apoyo "es fundamental", pero precisamente son ellas quienes menos apoyos tienen. El 36 por ciento de las madres solas afirma que no puede contar con nadie cuando tiene un problema, frente al 19,6 del resto de hogares.

Save the children reclama medidas al gobierno

Tras extraer estas conclusiones, Save the Children reclama al Gobierno central y a las distintas administraciones públicas, medidas como, por ejemplo, que se amplíe la deducción por maternidad para madres solas en riesgo de exclusión social con hijos menores de tres años, independientemente de que la madre trabaje o no y se incremente la prestación económica por hijo a cargo o menor acogido hasta los 150 euros mensuales.

También que se proteja a los niños frente a desahucios y desalojos por ley y se considere a estas familias como colectivos beneficiarios de ayudas al alquiler y como miembros prioritarios en el acceso a viviendas protegidas y se cree una prestación por maternidad no contributiva para aquellas madres en activo sin recursos que no hayan trabajado nunca y se amplíe el permiso de maternidad hasta un año, manteniendo la retribución salarial completa, para este colectivo.

La organización también pide que se incluya la categoría de familia monoparental como grupo especial de cara a acceder a becas escolares, compra de material escolar o acceso a actividades extraescolares o favorecer la asignación de plaza escolar y se garantice el transporte público a los niños de familias monoparentales.

Consulta aquí más noticias de Valencia.