Detención
Un agente detiene a un hombre por su presunta implicación en el laboratorio de falsificación de documentación de coches robados en la localidad madrileña de San Martín de la Vega. POLICÍA NACIONAL

La Policía ha desmantelado una organización especializada en falsificar documentación para poner en el mercado coches de alta gama que, o bien robaban los miembros de esta banda o los compraban a otros delincuentes, que acudían a este laboratorio para obtener DNI falsos o carnés de conducir.

El laboratorio estaba ubicado en la localidad madrileña de San Martín de la Vega Según informa la Dirección General de la Policía, han sido detenidas 11 personas —10 de nacionalidad rumana y una española— y desmantelado el laboratorio de falsificación, ubicado en la localidad madrileña de San Martín de la Vega, en el que se elaboraban la documentación ilegal tanto de los vehículos como de los supuestos propietarios.

Así, podían simular la tenencia legal de esos coches y su venta posterior. Con este sistema y tras robar 20 vehículos, los detenidos habían ganado 300.000 euros, que habían enviado a Rumanía.

La investigación comenzó cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de esta organización que, según los primeros indicios, utilizaban documentos de identidad falsos para alquilar coches que nunca devolvían o bien los compraban a otros grupos criminales que previamente los habían sustraído.

Tras conseguir datos de otros coches de similares características, instalaban placas de matrícula duplicadas y falsificaban permisos de circulación, tarjetas de ITV e incluso un contrato de compraventa entre el propietario del vehículo duplicado y el miembro del grupo criminal que simulaba tener en propiedad el citado coche.

Conocido por otros grupos

Para apoyar este contrato falso, los investigados falsificaban documentaciones de identidad, tanto del vendedor como del comprador. Una vez simulada la tenencia legal, anunciaban la venta de los vehículos en conocidas páginas web a un precio inferior al del mercado.

El laboratorio de la organización, ahora desmantelado, era conocido por otros grupos criminales que acudían a él para obtener documentos de identidad falsos que les permitiesen ocultar su verdadera identidad y eludir la acción de la justicia.

La investigación también ha permitido identificar a aquellos miembros que se dedicaban a labores logísticas para la organización, como duplicar las matrículas, copiar las llaves de los vehículos o facilitar garajes donde ocultar los coches.

Además, las pesquisas de los agentes han permitido identificar a dos de los miembros del grupo que, utilizando documentos de identidad de Rumanía falsos, acudían a los exámenes para la obtención del carné de conducir para otros ciudadanos rumanos, que abonaban importantes cantidades de dinero por ello.

La operación ha concluido con la recuperación de 13 vehículos de alta gama.

Consulta aquí más noticias de Madrid.