Pablo Iglesias
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias Kiko Huesca / EFE

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha rechazado de plano este miércoles confluir con IU como organización en las próximas elecciones generales, si bien, ha abierto la puerta a llegar a acuerdos con otras fuerzas políticas en Comunidades con "particularidades" como Cataluña, Galicia y Comunidad Valenciana para concurrir con una misma papeleta bajo la fórmula 'Podemos-otra cosa'.

"En Cataluña, País Valencià y Galicia a mí me gustaría apostar por fórmulas en las que Podemos se pudiera encontrar con otros sectores políticos en el marco de unidad popular", ha reconocido en una entrevista en RNE, en la que ha sugerido que Podemos no contempla "un escenario de confluencia de partidos" a nivel general, a excepción de las mencionadas comunidades autónomas.

Que se presenten "con su marca"

En este sentido, ha explicado que en la medida en que Podemos es una fuerza "plurinacional", tienen que reconocer "las particularidades de algunos territorios". "No vería mal que existiese la posibilidad de que 'Podemos-otra cosa' fuera la papeleta que apareciera por un lado en Galicia, con otro nombre en Cataluña, y con nombre en País Valencià", ha ahondado.

No obstante, ha rechazado que este modelo se pueda aplicar a nivel nacional con Izquierda Unida, porque se trata de "un proyecto político agotado". Así, al ser preguntado sobre si en las próximas generales se podrán ver en las papeletas las siglas de Podemos e IU juntas, Iglesias ha sido tajante. "En ningún caso", ha sentenciado, al tiempo que ha animado a la coalición de izquierdas a presentarse a las elecciones con su marca.

"Creo que deberían hacerlo y que tendrían algunos votos", ha apostillado, para añadir que, en el caso de que IU llegue a la conclusión que se han "equivocado" de estrategia y deciden que su instrumento ya no es "válido" porque es "del pasado", las puertas de Podemos estarán "abiertas para todo el mundo".

"Un instrumento para el cambio"

"Podemos no tiene que ser una fuerza política más, sino que tiene que ser un instrumento para el cambio, abierto a gente que no es de Podemos y que no quiera ser de Podemos, venga de donde venga", ha insistido, aunque ha advertido de que no será compatible participar en sus primarias sin desvincularse de una organización que se presente a las elecciones "por otro lado".

No obstante, ha reiterado que en Podemos no le van a pedir "el carné a nadie", ni a la gente "que venga de IU, de otros sitios o sobre todo de la ciudadanía" ya que, según ha defendido, la unidad popular "no es hablar de unidad de partidos de la izquierda o de siglas" sino "construir instrumentos para que la gente normal se una".

"Ahora bien, quien pretenda decir 'nos hemos equivocado, y vamos a intentar salvar los muebles llegando a un acuerdos con unos para que renuncien a sus siglas', no, mire usted, vamos a trabajar por la unidad popular y eso implica confluir con la gente, no acuerdos entre cúpulas de partidos", ha sentenciado.