Los parques de ocio de la provincia de Málaga prevén continuar con los buenos datos registrados el pasado y superar un cinco por ciento su facturación anual. Unas cifras que rondan los 100 millones de euros al año.

El presidente de la Asociación Provincial de Empresas y Centros de Ocio de la Costa del Sol, José María Yagüe, ha manifestado a Europa Press que en el ejercicio anterior y en este 2015 se percibe "más animación y alegría" de la gente por viajar; de hecho, en 2014 la facturación aumentó un cuatro por ciento respecto a 2013.

En cuanto al número de visitas, estos centros de ocio reciben a unos 3,5 millones de clientes de media anual, con el turismo extranjero por encima del nacional. Éste, no obstante, se está animando más aunque es cierto que su presencia en estos parques es más de temporada, especialmente en verano, mientras que los viajeros internacionales suelen aumentar en primavera y en otoño.

Uno de los principales problemas de este sector, que emplea de forma directa a unas 1.600 personas, fue, en agosto de 2012, la subida del IVA, que pasó del ocho al 21 por ciento. Un incremento que entonces no se aplicó, al estar en plena temporada alta, y que asumieron los propios centros de ocio.

Desde entonces, la estrategia pasa por ofrecer precios asequibles a los clientes: "al menos vienen dos o tres personas y eso es dinero, por lo que tenemos que hacer ofertas y campañas de promoción". Incluso, entre los propios parques intercambian clientes y en los hoteles hay descuentos para los huéspedes.

No a grandes parques temáticos

Yagüe ha defendido que en la provincia de Málaga no existan "grandes parques de ocio" tipo Disney; es más, ha considerado que de haberlos sería perjudicial y, además, donde los hay, "ninguno son rentables y están supeditados a ayudas".

"Nuestro destino es la Costa del Sol en sí. Es mucho mejor tener pequeños parques, como es nuestro caso", ha sostenido el presidente de Apeco, al tiempo que ha incidido en lo bien que funcionan centros de ocio como el mariposario de Benalmádena o Aventura Amazonia en Marbella, entre otros, y la oferta variada que suponen.

Asimismo, ha destacado el hecho de que en el litoral malagueño estén proliferando parques acuáticos marinos, es decir, plataformas que se instalan en el mar, a cierta distancia de la orilla, y que cada vez son más demandados. De hecho, este verano podría haber unos cuatro, para los que son necesarias licencias de los ayuntamientos en cuyo territorio se ubiquen.

Los parques acuáticos son también otra opción durante el verano. Los existentes en la provincia (Aqualand en Torremolinos; Aquavelis en Torre del Mar, Vélez-Málaga; o Aquamijas, en dicha localidad) funcionan bien y ya han abierto sus puertas. En este último, de hecho, que es el que abrió antes, están "muy contentos por cómo está funcionando".

Consulta aquí más noticias de Málaga.