El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, no se ha mostrado partidario de establecer la vacunación infantil obligatoria, y ha recordado que en España la vacunación se asienta en un sistema de recomendación, fijado dentro del Calendario vacunal infantil y basado "en el compromiso y la responsabilidad social de los padres".

Las vacunas salvan vidas. Es muy importante que todos nos responsabilicemos"En principio nuestro sistema se apoya sobre el compromiso y la responsabilidad social de los padres y ha garantizado un nivel altísimo de protección", ha señalado en declaraciones a los medios en la inauguración en Madrid del XIII Congreso de la Fundación Máshumano, en referencia al primer caso de difteria registrado en España en casi 30 años.

Este sistema, ha recordado, "nos ha permitido llegar a niveles de vacunación casi del 97 por ciento, un dato por encima de países donde la vacunación es obligatoria".

Por tanto, "aquello que funciona no creo que sea necesario cambiarlo a otro sistema como los que existen en otros países, especialmente en Europa del Este, pero que no se avienen mucho con los principios por los que se rige nuestra sanidad, como son el principio de autonomía del paciente, de la responsabilidad personal, etc".

El caso de Olot "enseña mucho a todos"

El ministro ha destacado los avances realizados en los últimos años especialmente unificando el calendario vacunal, y afirmado que lo ocurrido al niño de Olot, afectado por la difteria —al no haber sido inmunizado por decisión de sus padres—, "enseña mucho a todos".   "Las vacunas salvan vidas. Es muy importante que todos nos responsabilicemos en esto", ha afirmado.

El ministro que visitó al niño esta semana en el hospital de Vall d'Hebro en Barcelona, donde se encuentra ingresado en la UCI con un pronóstico estable dentro de la gravedad, ha lamentado la "mala fortuna de contraer la difteria y no estar vacunado" del pequeño, y mostrado su esperanza de una pronta recuperación.

"También es verdad que este es un niño que está pasando esto en España que es un país con un Sistema Nacional de Salud y unos servicios de salud de la máxima calidad. Eso le da una esperanza para poder salir adelante, que es lo que yo confío", ha señalado.

Los pediatras, en contra la obligatoriedad

Por su parte el presidente de la Asociación Española de Pediatría (AEP), Serafín Málaga, se ha mostrado partidario este jueves en Bilbao de desmontar las "patrañas" que han extendido los grupos antivacunas, antes que instaurar la obligatoriedad de vacunar a todos los niños españoles.

Málaga se ha referido de esta manera, durante la presentación del 63 Congreso de su Asociación que comienza en la capital vizcaína.

El presidente de la AEP, cuestionado sobre la posición de su asociación respecto a la posibilidad de introducir la obligatoriedad de la vacunación, se ha mostrado "claramente contrario" a dicha medida por considerar que en el momento actual "no esta justificada".

"Nosotros —ha dicho en referencia a los pediatras—, estamos obligados a informar a la sociedad; los padres tienen la libertad de decidir".

Málaga ha agregado que lo que tienen que hacer, como pediatras, es esforzarse "más si cabe" en ofrecer "una información veraz a las familias y desmontar toda esta patraña que han formado los grupos antivacunas". 

Encuesta

¿Crees que los padres deberían ser obligados a vacunar a sus hijos?

Sí, está científicamente demostrado que las vacunas previenen del contagio de enfermedades.
66,67 % (948 votos)
No, el sistema actual de recomendación es el más adecuado.
10,9 % (155 votos)

La mejor obligación es la formación, el Estado debería trabajar más en informar bien a los padres antivacunas.

22,43 % (319 votos)